Un hombre de 32 años identificado como José Manuel G.P., ha muerto en una vivienda de Mojácar (Almería) a consecuencia de las lesiones internas sufridas al portar en el estómago y en los intestinos 42 bellotas de hachís con un peso total de 453 gramos.

Los compañeros de piso dejaron pasar el tiempo antes de avisar a la Policía
Tras tener conocimiento de este fallecimiento, que se produjo el pasado viernes, la Guardia Civil detuvo por la autoría de los delitos d
e omisión del deber de socorro a José Mauricio G.P. y a Arvydas T., compañeros de piso del portador de la droga, según ha detallado hoy el instituto armado.

Los agentes del puesto de Garrucha (Almería) recibieron el aviso telefónico de la muerte del hombre a primera hora del pasado viernes, momento en el que una patrulla se trasladó a la vivienda, en la que se certificó la muerte que, según dictaminó la autoridad judicial, no mostraba síntomas de ser reciente.

Fue durante la práctica de la autopsia cuando los forenses determinaron que José Manuel G.P. falleció producto de las importantes lesiones internas que le produjo la presencia en el estómago e intestinos de 42 cápsulas de hachís, que se encontraban gran parte de ellas muy deterioradas.

No quiso ser tratado

De hecho, durante las investigaciones practicadas, los agentes supieron que el ahora fallecido había sufrido en los días previos a su muerte fuertes dolores de estómago de los que no quiso ser tratado médicamente de forma expresa.

Además, durante la inspección ocular de la vivienda en la que fue localizado su cadáver, la Guardia Civil encontró hasta cinco tipos distintos de laxantes que el hombre podría haberse estado suministrando para lograr expulsar la droga.

El Juzgado de Instrucción número 4 de la localidad almeriense de Vera se ha hecho cargo de las investigaciones sobre este caso, que continúan abiertas al no descartarse nuevas detenciones relacionadas con lo sucedido.

CONSULTE AQUÍ OTRAS NOTICIAS DE ALMERÍA