Calvo acusa a Podemos de "alentar" los disturbios en la protesta por Hasel

  • Los socialistas del Ejecutivo muestran su malestar y se distancian de la no condena de Podemos.
  • Echenique da su apoyo a los "antifascistas" y UP registra la petición de indulto del rapero.
  • PP, CS Y VOX respaldan la actuación policial y exigen a Sánchez que cese al vicepresidente Pablo Iglesias.
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha reprochado este jueves al portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, que se dedique a "alentar" las protesta que tuvieron lugar en Madrid y Cataluña en apoyo al rapero Pablo Hasel.
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha reprochado este jueves al portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, que se dedique a "alentar" las protesta que tuvieron lugar en Madrid y Cataluña en apoyo al rapero Pablo Hasel.
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha reprochado este jueves al portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, que se dedique a "alentar" las protesta que tuvieron lugar en Madrid y Cataluña en apoyo al rapero Pablo Hasel.

Los disturbios ocurridos ayer por la entrada en la cárcel del rapero Pablo Hasel, condenado a nueve meses de cárcel por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, han avivado las diferencias entre PSOE y Podemos, socios de Gobierno. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha acusado este miércoles directamente a los morados de "alentar" los altercados por las palabras en las que Pablo Echenique pidió "depurar responsabilidades" en la Policía después de que una manifestante perdiera un ojo en Barcelona tras recibir un disparo con una pelota de goma. La formación ha registrado ya la petición de indulto para el rapero en el Ministerio de Justicia.

"Una cosa", ha dicho Calvo, "es defender que una democracia sea exigente con la libertad de expresión, y otra es alentar a estar en una situación en la que vimos heridos y detenidos; todo esto es absolutamente inabarcable dentro de la responsabilidad que quienes tenemos cargos públicos tenemos que afrontar, porque la convivencia consiste en el cumplimiento de las normas", ha defendido la vicepresidenta primera del Ejecutivo.

Y es que, Podemos se ha quedado solo en su postura sobre los altercados ocurridos. La formación ha decidido no condenarlos e, incluso, poner en cuestión la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En esos términos se ha expresado a primera hora Rafa Mayoral, portavoz nacional de Podemos, que ha asegurado que "nadie puede quedar mutilado por manifestarse".

Ya la diputada de UP en el Congreso Sofía Castañón mantuvo ayer este argumentario. En una entrevista, decidió criticar la violencia pero la relacionó con la pérdida del ojo de la manifestante y no con la quema de contenedores y el destrozo de escaparates comerciales. En su opinión, las marchas fueron "pacíficas" hasta que "grupos agitadores decidieron que se liara". Cabe recordar que las protestas se saldaron con 19 detenidos y 55 heridos, de ellos 35 policías, con numerosos daños materiales en la ciudad de Madrid y con 33 arrestados y 14 heridos, además de 135 contenedores y nueve coches quemados, en Barcelona.

La falta de condena por parte de Podemos ha provocado que otros miembros del PSOE critiquen a los morados a lo largo del día. Si bien es cierto que la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha defendido el derecho del portavoz parlamentario de Unidas Podemos a expresarse como quiera, los socialistas no han escatimado en criticas. La propia Montero ha defendido la actuación policial y ha recordado que se ha de mantener el orden público "para el que se manifiesta y para el que pasea".

Después han llegado las reacciones del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y, también, del delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco. Ábalos ha recalcado que la "opinión" de Echenique es "personal" y que no es la posición del Gobierno. Franco ha llegado a afirmar que tenía que "morderse la lengua" y ha dicho que "no es agradable"que Echenique se pronuncie así. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no ha hablado pero su cartera sí lo ha hecho. A través de Twitter, han querido "reconocer" la labor de la Policía "garantizando la seguridad de todos".

La derecha, por su parte, ha pedido en bloque al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cese al vicepresidente Iglesias. El líder de la oposición, Pablo Casado, ha tachado de "grave irresponsabilidad" que "partidos del Gobierno alienten actos violentos". "Debería haber consecuencias políticas", ha señalado. Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos, ha recordado las declaraciones de Iglesias sobre la "normalidad democrática" en España para señalar la "anormalidad democrática" que es que Echenique "siga siendo el portavoz de un partido que defiende a delincuentes condenados y a violentos que atacan a la policía y destrozan el mobiliario".

El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha pedido acciones políticas contra el portavoz de Podemos en la Cámara Baja: "La incitación a la violencia por parte de políticos debe ser investigada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento