Medio centenar de mujeres con discapacidad buscan su lugar en profesiones tecnológicas

  • Las forman las fundaciones ONCE y CEOE y la Conferencia de Consejos Sociales.
Representación gráfica del 'machine learning' y la inteligencia artificial.
Representación gráfica del 'machine learning' y la inteligencia artificial.
Mike MacKenzie

El próximo mes de marzo se cumple un año desde que Fundación ONCE, Fundación CEOE y la Conferencia de Consejos Sociales de las universidades españolas firmaron un convenio para impulsar la presencia de mujeres con discapacidad en empresas tecnológicas.

En el marco de ese acuerdo se lanzó el programa RADIA, un plan que forma a mujeres con discapacidad para desarrollar su carrera profesional en el sector digital. Se han seleccionado a medio centenar de mujeres con discapacidad después de un laborioso proceso.

Al programa optaron 126 personas. El 36% eran mujeres con discapacidad física y con edades comprendidas entre los 20 y los 29 años (52%). La mayoría de ellas (72%) no procedían de carreras STEM.

El proceso formativo está dividido en tres fases sobre los asuntos más candentes de la transformación digital, como inteligencia artificial, fintech, eSports, ecommerce, ciberseguridad, biotecnología, blockchain o greentech. Además, estas mujeres cuentan con tutela y formación inspiradora de la mano de mentores de diferentes empresas y prácticas en empresas tecnológicas.

Sólo uno de cada seis especialistas TIC incorporados al mercado laboral es mujer

La primera fase, Brain Storm, comenzó el 22 de septiembre. La fase Mentor Women, que acaba de ponerse en marcha, se desarrollará a lo largo de 12 semanas y en ellas las becadas conocerán los contextos reales del ámbito tecnológico de la mano de profesionales que trabajan en el ámbito digital y les mostrarán su día a día, con la finalidad de enseñarles, inspirarles y empoderarlas. 

En la última fase, denominada Real Work, las seleccionadas recibirán una formación digital en 100 sesiones de 4 horas y estarán apoyadas por profesionales para realizar prácticas en las empresas seleccionadas. Está previsto que finalice el 30 de junio de 2021.

Según la UNESCO, en la actualidad, menos del 30% de los investigadores en todo el mundo son mujeres y sólo uno de cada seis especialistas TIC incorporados al mercado laboral es mujer. A ello se une, además, la circunstancia de la discapacidad, que dificulta la inclusión de las mujeres con discapacidad en el ámbito de la educación superior y el empleo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento