En Valencia estacionar en doble fila puede costar muy caro y tanto es así que puede sobrepasar, incluso, los 1.000 euros. Así lo certifica la sanción que ha recibido una conductora valenciana tras aparcar por espacio de cinco minutos frente a la guardería de su hijo, en la calle Calle Guardia Civil, en el extrarradio de la ciudad, como publica El Mundo .

Según la mujer, que prefiere mantenerse en el anonimato, realizó una breve parada a primera hora de la mañana para dejar a su pequeño en el aula. "Máximo cinco minutos, hasta que mi hijo paró de llorar", explica. A su regreso, sorpresa. Notificación reglamentaria sujeta en el limpiaparabrisas. El importe: 1.006 euros.

La mujer tiene previsto recurrir la multa impuesta por la Policía Local
El boletín de la Policía Local confirma su versión. En los fundamentos de la denuncia se arguye únicamente el estacionamiento en doble fila como base para la sanción. Sin más agravantes ni factores externos. La afectada anuncia que
recurrirá la multa a la espera de reducir un importe que, a su juicio, es exagerado.

 Fuentes municipales admiten que el importe parece desproporcionado y apuntan a un posible error en la transcripción. Sin embargo, desde el Consistorio también se recuerda que las penas por estacionamiento indebido pueden alcanzar estas dimensiones siempre que se obstaculicen vías de emergencia o se ponga en peligro la seguridad del tráfico.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA