La Policía Local de Logroño detuvo en la madrugada del domingo a un hombre que conducía una furgoneta robada sin tener permiso de conducir, golpear a un coche, atropellar a un agente y resistirse a la autoridad en el momento de su detención.

El conductor del vehículo al que habían golpeado, reconoció la furgoneta

Los hechos se desencadenaron cuando una llamada advirtió a la Policía Local de que en la calle Pradoviejo un automóvil estaba persiguiendo a una furgoneta, que previamente le había golpeado cuando circulaba por la calle Marqués de Murrieta. Los agentes trataron de darle el alto, pero el conductor no paró y el agente tuvo que saltar para evitar ser atropellado, según consta en el informe policial.

Sin embargo, el coche golpeó al policía en el brazo y el cuerpo. Más tarde loa agentes lograron detener el vehículo y reducir al conductor de la furgoneta, que no cesó de golpear a los agentes y de resistirse a la detención. La posterior investigación permitió comprobar cómo la furgoneta había sido sustraída, por lo que sus ocupantes también fueron detenidos.

El conductor del vehículo al que habían golpeado, reconoció la furgoneta, robada por un hombre que carecía de permiso de conducir.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LOGROÑO