Koichi Wakata
El astronauta japonés,Koichi Wakata, en la Estación Espacial. REUTERS

Aquellos que dudan de la utilidad de la Estación Espacial Internacional, deberán replantearse su forma de pensar al leer que allí se está experimentando con un tipo de ropa que podría ser utilizable para la vida diaria: la ropa interior (y normal) inodora.

Podrá usar sus calzoncillos más de una semana

La idea ha partido de unos científicos japoneses y el "conejillo de indias" es Koichi Wakata, el primer astronauta nipón que vive en la
Estación Espacial Internacional . Koichi está probando unas ropas llamadas J-ware, creadas por expertas de la Universidad de Mujeres de Japón.

"Podrá usar sus calzoncillos más de una semana", dijo Koji Yanagawa, un funcionario de la Agencia de Exploración Aeroespacial japonesa.

Estas ropas están diseñadas para matar las bacterias, absorber agua, aislar el cuerpo y secarse rápido. Y además de ser cómodas y con estilo, son resistentes a las llamas y antiestáticas.

Nadie se ha quejado, por lo que creo que hasta el momento están funcionando

Las J-ware ya han sido probadas con éxito por otro astronauta nipón, que mantuvo sus ropas secas pese al esfuerzo físico mientras sus compañeros las dejaban sudadas.

La idea de J-ware es reducir la cantidad de ropa que necesitan llevar los astronautas pues la estación espacial no tiene lavandería ni demasiado espacio.

Wakata, quien llegó hasta la estación la semana pasada para pasar tres meses a bordo, dijo el domingo que las piezas parecen estar funcionando.

"Nadie se ha quejado, por lo que creo que hasta el momento están funcionando", declaró Wakata.