El plan de Makro para competir con Glovo o Deliveroo con su propio servicio de comida a domicilio para la hostelería

Makro
La compañía lanza un programa piloto con su herramienta 'delivery'.
Europa Press - Archivo

Muchos establecimientos de hostelería han ampliado o incorporado los servicios de entrega a domicilio ante las medidas implementadas para hacer frente a la pandemia de la Covid-19, como el cierre o las restricciones de horarios. 

En este sentido, la mayoría de la población suele recurrir a plataformas delivery como Glovo, Uber Eats o Deliveroo y, por ello, desde la compañía Makro están preparando un proyecto para competir con estas empresas en el reparto a domicilio. 

La filial española del grupo alemán Metro, dedicada a la distribución del sector de la restauración, ha iniciado las primeras pruebas en bares y restaurantes de España con su propia herramienta de entrega a domicilio con el objetivo de ayudar a la hostelería en estos momentos tan complicados por la crisis sanitaria.

¿Cómo funcionaría esta plataforma?

De esta manera, están ofreciendo esta prueba piloto de take away a la hostelería para que "no tengan que depender de las plataformas y agregadores en estos momentos de crisis" y combatir así las "injustas y radicales" comisiones de estas plataformas de servicio a domicilio, aseguraba el consejero delegado de Makro en España, Peter Gries, en declaraciones recogidas por Europa Press durante un acto organizado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC).

Pero, ¿en qué consiste el proyecto que proponen? Su herramienta será una solución independiente para los establecimientos a precio de coste. Como explicaba Peter Gries, el coste de activación sería de 199 euros y la compañía facilitaría al bar o restaurante el equipamiento necesario para lanzar el servicio a domicilio. Después, el coste mensual sería de 49 euros.

La comida a domicilio llega para quedarse

Cabe destacar que la compañía depende más del 70% de la hostelería, uno de los sectores más perjudicados por la pandemia. "El 2020 ha sido un año brutal. Hemos cerrado el año fiscal en septiembre con una caída de la ventas del 17% y para 2021 la previsión es que no alcancemos las cifras de 2019, pero sí que sea mejor que la de 2020", explicaba el consejero delegado. 

Por este motivo, desde Makro reconocen que los servicios delivery han llegado a España para quedarse y que sus volúmenes se van a multiplicar. No obstante, "la dependencia de las agregadores empieza a pesar en el sector, porque las comisiones son un abuso. La hostelería independiente debería gritar mucho más para que esto cambie", indicaba.

Por esta razón, una de las prioridades de la multinacional es la digitalización de la hostelería para poder continuar con su actividad. "Hemos elegido el camino de reinventarnos, de buscar alternativas y pensar a nivel estratégico. Así, la democratización de los servicios digitales para bares y restaurantes es fundamental", concluía Gries.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento