A las celebrities, por lo general, no les atemoriza dar el "sí, quiero". Por el contrario, suelen hacerlo tras noviazgos cortos y más de una vez en su vida. En los últimos tiempos, además, aumentan en Hollywood las ceremonias familiares y lejos del calor de los focos.

Demi Moore y su novio estuvieron presentes en la boda

Este es el caso de Bruce Willis, de 54 años, que el sábado se casaba en segundas nupcias con Emma Heming.

La boda se celebró en la intimidad, en una casa que el actor posee en las islas Turcas y Caicos, según un comunicado emitido por los portavoces. 

Entre los invitados se encontraban Rumer, de 20 años; Scout, de 17, y Talullah Belle, de 14, las tres hijas de Willis con su primera esposa, Demi Moore

También estaban presentes la propia Moore y su pareja, Ashton Kutcher

Willis y Heming se conocieron hace un año a través de amigos comunes.  Heming es modelo y tiene 22 años menos que el artista.

Bodas secretas

En los últimos tiempos, otros artistas han optado por celebrar sus enlaces en ceremonias familiares, alejadas de los flashes.  Scarlett Johansson dio el año pasado el "sí, quiero" a su novio, Ryan Reynolds, en una fiesta en un paraíso natural de Canadá, lejos de la pompa de Hollywood y ante sólo 40 invitados

También  Beyoncé se casó en secreto el pasado año con el rapero Jay-Z en el piso de su chico, en Nueva York, el cual había sido decorado con 60.000 orquídeas en flor traídas de Tailandia, o Salma Hayek, que comunicó la buena nueva días después de casarse en París con François Henri Pinault .