Pacific Blue
Un avión de la aerolínea Pacific Blue. PhillipC

La Policía neozelandesa investiga el extraño caso de un bebé nacido a bordo de un avión de la compañía Pacific Blue y que fue abandonado en el baño de la aeronave.

El bebé fue encontrado una hora después del aterrizaje

El bebé y la madre, una samoana de 30 años, están recuperándose en el Hospital de Middlemore, según publica la prensa local.

Aparentemente, ni los 150 pasajeros ni ningún miembro de la tripulación del vuelo DJ94 que hacía la ruta Apia (capital de Samoa) - Auckland (al norte de Nueva Zelanda) se dieron cuenta de que una de las mujeres que viajaba en la aeronave se ponía de parto.

Estaba pálida y ensangrentada

El recién nacido fue hallado en el cubo de la basura del baño el jueves, una hora después del aterrizaje, y por el momento se ignora quién se hará cargo de él.

Las autoridades se dieron cuenta de que algo andaba mal cuando la mujer, pálida y ensangrentada, les dijo que había perdido el pasaporte, publica la BBC.

Según la compañía, las mujeres en avanzado estado de gestación necesitan un permiso médico que las autorice a viajar, aunque no ha trascendido si a la protagonista del suceso se le exigió este certificado.