El príncipe Carlos Felipe de Suecia, víctima de un delito de suplantación de identidad con estafa

Los príncipes de Suecia, Carlos Felipe y Sofía.
Los príncipes de Suecia, Carlos Felipe y Sofía.
GTRES

El príncipe Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist están contando los días para dar la bienvenida a su tercer hijo. Sin embargo, la felicidad de la pareja se ha visto empañada al haberse descubierto que su identidad ha sido suplantada para cometer un delito de estafa.

El estafador se ha hecho pasar por el hijo de Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, tal como ha informado la casa real sueca para evitar que más víctimas caigan en la trama de este impostor que se está aprovechando de la fama y el buen nombre del príncipe para conseguir una fortuna de miles de euros.

El individuo se hace pasar por Carlos Felipe poniéndose en contacto con varios ciudadanos a través de una conocida aplicación. Su objetivo es pedir, sin más, dinero a desconocidos, alegando ser el príncipe y prometiendo que lo recaudado sería destinado a los más desfavorecidos en estos tiempos de crisis y necesidad.

Con sus mejores intenciones, varias personas han caído en la trampa del estafador sin saber, por supuesto, que su dinero no sería empleado en causas sociales. Sin embargo, una persona que había donado mil euros al supuesto príncipe informó a las autoridades de que, supuestamente, Carlos Felipe de Suecia le había pedido dinero por mensaje directo y después le había bloqueado, por lo que ya no tenía forma de contactar con él.

En ese momento, la persona se dio cuenta de que algo no cuadraba y, además de narrar el caso, aportó a la policía y a Palacio varias capturas de pantalla de las conversaciones y el resguardo del ingreso. Así, pudo poner en alerta a la familia real del delito que se está cometiendo en nombre de uno de sus miembros más queridos.

El Tribunal sueco ya se ha puesto manos a la obra para intentar identificar al estafador. Tal como ha comentado Margareta Thorgen, gerente de información del alto tribunal: "Esto es algo que, lamentablemente, ocurre cada vez con más frecuencia. Lo sabemos y actuamos en consecuencia. Por supuesto que ha sido denunciado y será un asunto policial. Por lo que tengo entendido, es muy difícil encontrar al remitente de la organización que realiza tales actividades", aunque también ha dejado claro que no pararán hasta encontrar al responsable.

Por desgracia, esta no es la primera vez que el príncipe Carlos Felipe de Suecia ve suplantada su identidad y, posiblemente, no será la última. El año pasado, el palacio real sueco informó de que una página web fraudulenta se hacía pasar por el hijo de los reyes de Suecia con un claro fin lucrativo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento