Lluvia de críticas a Silvia de Suecia por rechazar una donación en su lucha contra la pedofilia

Silvia de Suecia, en diciembre de 2019.
Silvia de Suecia, en diciembre de 2019.
GTRES / Carolina Byrmo / Aftonbladet

La reina Silvia de Suecia ha sido una de esas royals que en sus 45 años como soberana consorte ha utilizado su posición privilegiada para intentar cambiar las cosas y ayudar a los más desfavorecidos, como demostró con la creación, en 1999, de la World Childhood Foundation, para la que repentinamente ha rechazado una importante donación.

La esposa del rey Carlos Gustavo cimentó esta organización con una base muy clara: luchar todo lo posible contra todo tipo de maltrato hacia los niños y las niñas alrededor del mundo (inclusive las jóvenes que han sido madres por violaciones). En especial, la WCF se enfrenta a la pedofilia y al abuso de menores, lo que llevó a la fundación al génesis de un software para reconocer pornografía infantil.

Es precisamente por este enfoque global donde toda ayuda es bien recibida que le han llovido las críticas a Silvia, su presidenta (puesto que algún día ocupará su hija Magdalena), al no aceptar una donación que realizó el deportista Patrik Sjöberg.

Este exatleta olímpico, toda una institución en el país escandinavo (posee el récord sueco de salto de altura y fue medallista en Los Ángeles '84, Seúl '88 y Barcelona '92), ha dado sido quien ha puesto de manifiesto la negación de la monarca.

Sjöberg, concienciado con el tema, organizó una pequeña colecta que recaudó 10.000 coronas suecas (unos 995 euros) y que intentó donar poniendo su granito de arena. Cuál fue su sorpresa al descubrir que desde la fundación le denegaban la posibilidad de donar la suma.

Según el exsaltador, la negativa se ha dado porque el montante no era suficiente para ellos y ha entablado una lucha dialéctica con la Fundación y con su presidenta, la reina Silvia, a través de las redes sociales, con largos mensajes, de los que cada vez se están haciendo más eco los medios oficiales del país.

"Que la World Childhood Foundation no acepte la contribución financiera de uno de los mejores deportistas olímpicos de Suecia de toda la historia no es motivo de entretenimiento, solo un sinónimo más de la época en que vivimos. Cuando dices 'no' a una donación, demuestras que la política es más importante que el propósito [de tu fundación]", ha asegurado el deportista retirado.

Por su parte, la organización ha explicado que no se trata de que las 10.000 coronas sean o no una gran suma, sino de que la campaña de recaudación de Patrik Sjöberg ha utilizado eslóganes como "Caza al pedófilo de tu barrio" o "Mata a tu vecino pedófilo", incitación a la violencia con la que no quiere estar relacionada la WCF (ni la reina).

Ante la avalancha de comentarios sobre que contra la pedofilia no podría haber medias tintas y los debates que han surgido, la organización ha emitido otro comunicado: "Todo lo que hacemos es para proteger a los niños del abuso sexual. Creemos que eso es también lo que pretenden Patrik Sjöberg y su campaña. Pero aunque esa sea la intención, no creemos que su métodosea el más adecuado".

"Las peleas han sido la música de fondo durante toda mi vida", ha explicado el deportista. "Ya me advirtieron, cuando tenía siete años de edad y en mi primera clase, que siempre habría caos en los asuntos donde yo quisiera estar", ha continuado, para acabar anunciando que se ha llevado su recaudación a otras organizaciones benéficas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento