Fin a 73 años de olvido en una fosa común

  • La ARMH trabaja en Villamediana (Palencia).
  • Quieren recuperar los cuerpos de once mujeres asesinadas en la Guerra Civil.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID
Parte de un cráneo descubierto en esta fosa común de Palencia.
Parte de un cráneo descubierto en esta fosa común de Palencia.
BRÁGIMO/EFE

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica inició ayer en Villamediana (Palencia) la exhumación de la conocida como fosa de las mujeres, donde se prevé encontrar el mayor número de féminas asesinadas durante la Guerra Civil.

De hecho, los voluntarios esperan recuperar a 11 de las 25 mujeres de Dueñas (Palencia) que murieron fusiladas en una noche de septiembre de 1936 después de que fueran sacadas de sus casas ante los ojos de sus  hijos. Junto a ellas pueden estar también los restos de dos hombres.

Uno de los cuerpos que se prevé encontrar es el de Juana Pérez Torres, a quien su hija Milagros Antolín Pérez -que en aquella época tenía 8 años- recuerda salir de casa vestida «con una blusa de pintas y un delantal negro porque estaba de luto por la muerte de mi padre».

Descansar tranquila

Su supuesto delito fue llevar la bandera republicana durante una manifestación y eso le costó a sus diez hijos quedarse huérfanos y vivir «las vejaciones y los insultos de los vecinos», que les decían que los iban a matar a ellos también, informó Efe.

Ahora, su alegría sería recuperar los restos de su madre para descansar tranquila y tener un sitio donde llevar un ramo de flores. El mismo sueño tiene Justa, quien observó los trabajos con «el corazón a cien» y la esperanza de que aparezcan los restos de sus padres, Valeriano Bravo y Margarita Alonso, que tenía 23 años cuando murió y estaba embarazada.

Justa reconoce que nunca ha sabido qué delito cometieron sus padres y tampoco ha vuelto a ver a su hermano pequeño, que tenía 15 meses cuando los mataron.

Los trabajos de exhumación se prolongarán hasta el próximo miércoles y concluirán cuando se identifiquen todos los restos y se les pueda dar sepultura en el  monumento funerario del cementerio de Dueñas donde descansan otras víctimas.

Una localidad muy castigada

La represión franquista fue especialmente cruenta en Dueñas, una localidad que en el año 36 tenía 3.000 habitantes y más de cien fueron asesinados.

Uno de los aspectos más llamativos fue la «despiadada represión» contra las mujeres, según Ángel Redondo, de la ARMH, quien relató a Ical que tuvieron que sufrir numerosas vejaciones. Fusilaron a 25, once de las cuales están en esta fosa.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID

Mostrar comentarios

Códigos Descuento