Un año de la cancelación del congreso de móviles de Barcelona, que marcó el inicio de la pandemia en nuestro país

  • GSMA asegura que el Mobile se celebrará de 28 de junio al 1 de julio y con el 80% de firmas ya confirmadas.
  • La edición del MWC en Shanghái de finales de febrero acabará de definir los protocolos sanitarios de la cita barcelonesa.
Un trabajador en la Fira de Barcelona donde se ultiman los preparativos para el Congreso Mundial de Móviles (MWC) de Barcelona
Un trabajador en la Fira de Barcelona donde se ultiman los preparativos para el Congreso Mundial de Móviles (MWC) de Barcelona
EFE
Un trabajador en la Fira de Barcelona donde se ultiman los preparativos para el Congreso Mundial de Móviles (MWC) de Barcelona.

El 13 de febrero de 2020, y tras días de un goteo constante de bajas de grandes multinacionales tecnológicas de la edición de aquel año del Congreso de Móviles de Barcelona (en total 30, entre estas, AT&T, Vodafone, Deutsche Telekom, Intel o Facebook), la patronal GSMA cancelaba el evento más importante de este negocio a nivel mundial a solo 11 días de su celebración, entre el 24 y el 27 de febrero. 

Aunque la pandemia no se había declarado en España, el rápido avance de la misma en China (donde apareció en el mes de diciembre de 2019) hizo tomar esta drástica decisión a la organización del Mobile World Congres (MWC) por el gran peso específico de congresistas y firmas asiáticas entre los más de 109.000 asistentes al congreso, por encima del 30%, entre ellas, compañías chinas, como Huawei, Oppo o Xiaomi. 

Supuso millones de euros en pérdidas (un impacto económico de 492 millones de euros para la ciudad de Barcelona, el 20% correspondiente al sector hotelero, y la creación de 14.200 empleos temporales) y fue la punta del iceberg de una cascada de anulaciones de eventos en Fira de Barcelona.

La férrea defensa de la celebración del evento que ejercieron durante aquellos días las principales administraciones (Ayuntamiento, Generalitat, Gobierno y Turisme de Barcelona) no pudo contener lo que en aquel momento ni se sospechaba que supondría el inicio de un tsunami sanitario, económico y social que sí se vislumbró a partir del 14 de marzo, cuando se declaró el estado de alarma sanitaria por coronavirus en España. 

El próximo sábado se cumple un año de la anulación de la feria, y del inicio de la crisis económica derivada de la sanitaria en España, y con la vista puesta en la celebración de la edición del 2021 entre el 28 de junio y el 1 de julio a pesar de que el virus sigue presente. 

El consejero delegado de GSMA, John Hoffman, ha declarado este viernes en un comunicado enviado a los medios de comunicación que el congreso no peligra este año y que será una cita presencial a la que ya han confirmado su presencia el 80% de las empresas participantes. Esta edición girará alrededor del lema 'Connected Impact', ya que la pandemia ha demostrado "lo importante que es la conexión", afirma el ejecutivo.

"Unas 100.000 personas de 200 países habrían venido a Barcelona, así que estamos seguros de que salvamos vidas cancelando la feria" (John Hoffman, consejero delegado de GSMA)

Eso sí, las medidas de seguridad y sanitarias marcarán esta edición, por lo que se exigirá a los asistentes un test negativo de Covid que podrán realizarse antes de entrar al recinto ferial de Gran Via en L'Hospitalet en un espacio paralelo cercano. El resto de protocolos se decidirán tras la celebración del MWC en Shanghái (China) a finales de este mismo mes de febrero.

"Estamos preparando una feria presencial decididos, pero con cautela", ha afirmado Hoffman, quien ha asegurado al mismo tiempo que el Mobile de 2021 quiere formar parte activa y clave "de la recuperación económica de Barcelona". 

Compromiso con Barcelona hasta 2024

La feria mantiene su compromiso con Barcelona hasta el año 2024. En julio de 2020, el patronato de la Mobile World Capital Barcelona ratificó el acuerdo de extensión del congreso un año más de lo previsto en la capital catalana.

Esta edición girará alrededor del lema 'Connected Impact', ya que la pandemia ha demostrado "lo importante 
que es la conexión"

La cancelación del Mobile de 2020 significó directamente para GSMA la devolución de 300 millones de euros solo en importes de entradas. Desde 2006, cuando tuvo lugar la primera edición de la feria en Barcelona, el impacto económico ha ascendido a los 4.800 millones de euros y a los 110.000 empleos en cálculos oficiales.

Echando la vista atrás y viendo en perspectiva la anulación del evento un año después, Hoffman ha valorado este viernes que la cancelación "fue la decisión correcta".

"Unas 100.000 personas de 200 países habrían venido a Barcelona, así que estamos seguros de que salvamos vidas cancelando la feria", ha indicado. 

Temor al aplazamiento de la restauración y los hoteles

Hoteleros y restauradores barceloneses ponen toda su ilusión en que 2021 suponga la remontada de la crisis ruinosa que llevan soportando desde hace un año, pero les preocupa un nuevo aplazamiento del congreso que "aleje la luz al final del túnel" por un agravamiento de la situación epidemiológica en Cataluña.

La feria Integrated Systems Europe (ISE), la más importante del mundo del sector audiovisual, anunciará el próximo 1 de marzo si mantiene la edición presencial del 1 al 4 de junio, la primera en Barcelona.  

La feria Integrated Systems Europe (ISE), la más importante del mundo del sector audiovisual, anunciará el próximo 1 de marzo si mantiene la edición presencial del 1 al 4 de junio, la primera en Barcelona

El máximo responsable del evento, Mike Blackman, asegura que estaría "muy orgulloso" de que el ISE suponga "un catalizador para recuperar los negocios de una ciudad magnífica" y que "será importante" que los restaurantes "puedan ofrecer servicios a los congresistas".

"Fue realmente muy impactante (la cancelación de 2020 del Mobile) porque en los días previos habíamos hablado mucho con GSMA y no veíamos la anulación como una posibilidad", explica el director general del Gremi d'Hotels de Barcelona, Manel Casals. 

Una mujer camina frente al Hotel Palace en Barcelona, Catalunya (España), a 16 de noviembre de 2020.
Una mujer camina frente al Hotel Palace en Barcelona, Catalunya (España), a 16 de noviembre de 2020.
David Zorrakino - Europa Press - Archivo

El sector hotelero local factura más de 60 millones de euros durante la semana del MWC y "de un día a otro nos enteremos de que no tendríamos gente. Los hoteles estaban prácticamente vacíos", recuerda Casals. Un año después aún no se ha resuelto por completo la devolución de las reservas. Este febrero, solo está operativa en Barcelona el 25% de su planta hotelera.

El Gremi d'Hotels teme que en junio acudan a Barcelona "solo un 30%, 
un 40% o como mucho un 50%" 
de los congresistas habituales

La suspensión del Mobile fue la constatación para los restauradores de que "estábamos ante una crisis profunda de la que costaría mucho" salir, detalla el director general del Gremi de Restauració de Barcelona, Roger Pallarols. La importancia del salón para el sector va "más allá" de los ingresos ya que "supone una plataforma de primer orden para explicar que la ciudad es un buen destino de congresos" y "un buen reclamo para la industria turística vacacional", reconoce Pallarols.

Por eso, el Gremi d'Hotels teme que en junio acudan a Barcelona "solo un 30%, un 40% o como mucho un 50%" de los congresistas habituales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento