El efecto de la pandemia en el precio de la compra: sube la fruta y la electricidad y baja la gasolina y los ordenadores

Cesta de la compra (Ipc Febrero 2021)
Comparación de los precios de enero de 2021 con respecto a los de enero de 2020.
Henar de Pedro

Apenas resta un mes para que se cumpla el primer aniversario de la declaración del estado de alarma del 14 de marzo, con el que España y sus ciudadanos fueron conscientes de que se debían enfrentar a una pandemia mundial, muchos de ellos sin conocer exactamente su significado y lo que iba a implicar. Así, la expansión de la Covid-19 ha traído de la mano una crisis económica sin precedentes a nivel global, provocando el cierre de miles de negocios y un aumento significativo de las tasas de paro. 

Como no podía ser de otra manera, la pandemia también ha provocado cambios en el precio de los productos que se consumen habitualmente. A pesar de que la lógica podría invitar a pensar que los precios han disminuido -como ha sucedido con los salarios medios- no ha sido así. Según los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC), publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa interanual ha subido un punto, alcanzando el 0,5%, en lo que significa su primera tasa positiva tras nueve meses en valores negativos. 

Este dato se traduce en una subida del precio medio de la cesta de la compra en comparación con enero de 2020, a pesar de que hay diversos factores que han ayudado a provocar este cambio. El primero de ellos es la medida adoptada por el ejecutivo central de elevar del 6% al 8% el impuesto sobre las primas de seguros. Su aplicación práctica para el caso de un seguro a terceros de un automóvil, se traduce en una cuota media de 6,20 euros más al año y para el seguro del hogar, unos 3,98 euros al año.

Por otro lado, el Gobierno también decidió subir del 10% al 21% el IVA de bebidas azucaradas y edulcoradas en supermercados, argumentando que se trataba de un "compromiso social para racionalizar el consumo responsable en la población infantil y juvenil" y combatir las dietas poco saludables. Sin esta notable subida, el dato de crecimiento de los precios sería de un 0,4%, en lugar del 0,5% actual. Así, a pesar de que estos factores han ayudado a la subida del IPC, no todos los productos han aumentado sus precios, ni mucho menos. 

Cesta de la compra (Ipc Febrero 2021)
Comparación de los precios actuales con respecto a enero de 2020.
Henar de Pedro

La electricidad y los refrescos, las que más suben 

La comparación anual del IPC refleja la diferencia de los precios actuales con los que estaban fijados hace exactamente un año, cuando el mayor problema respecto a la pandemia era la cancelación o no del Mobile World Congress de Barcelona. Según este indicador, la electricidad, los refrescos, la fruta, las legumbres, los productos de joyería y los seguros privados de salud han aumentado sus precios por lo menos un 5% respecto a enero de 2020. 

El caso más llamativo es el de la electricidad, que crece un 15,1%, motivado especialmente por el temporal Filomena que llegó a España a principios de año. Las bebidas azucaradas aumentan un 10,2% su precio, afectadas por la subida del IVA, mientras que las legumbres y la fruta lo hacen un 5,6% y 5,3% respectivamente. 

Desde los sindicatos, que se concentraban este viernes para pedir un aumento del salario mínimo, remarcan que "el incremento del precio de productos básicos,  termina afectando en mayor proporción a las familias con rentas más reducidas, ya que representan un gasto relativo mayor en su consumo total". Por ello, desde UGT creen que es un motivo más para que el Gobierno central considere una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). 

La gasolina y los productos tecnológicos, con importantes bajadas

A pesar de que en términos absolutos el precio medio de la compra haya subido un 0,5%, hay productos que han reducido considerablemente su precio respecto a enero de 2020. Los más llamativos son el de la gasolina, que se reduce un 7%, el del gasóleo, que decrece un 11,4% y el de los combustibles líquidos, que lo hacen un 22,7%, a pesar de estar registrando subidas en los últimos meses.

Además, de las gasolinas, otro conjunto de productos que se han visto afectados por esta decaída de precios son los tecnológicos. Los ordenadores personales son ahora un 8% más baratos, los equipos de telefonía móvil se reducen un 9,1%. Por último, también ha descendido el coste de los servicios de las empresas de telefonía un 6,8%. 

Además, el IPC también refleja los datos del sector más afectado por la pandemia, el turismo. El precio de los hoteles, hostales y pensiones ha descendido un 12% respecto a 2019 y los paquetes turísticos internacionales lo han hecho un 5,1%. Por otro lado, el aceite de oliva es un 3% más barato ahora. Además, el sector del automóvil también se ha visto afectado, descendiendo un 7% el precio de los coches de segunda mano. 

En adición, el sindicato de UGT insiste en que se "deben alcanzar unos niveles salariales que garanticen una vida digna de todos los trabajadores y trabajadoras". Finalmente, reclama una mayor efectividad en la entrega del Ingreso Mínimo Vital de tal manera que "las familias más vulnerables ante la pandemia puedan cubrir sus necesidades elementales, especialmente en un contexto de repunte de los precios, donde debe ser un eje prioritario dentro de la agenda política", consideran. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento