El spot canario 'El último regalo' obtiene el galardón Platino de los Summit International Awards

El spot canario 'El último regalo', lanzado para concienciar y prevenir la transmisión de la COVID-19, ha obtenido el galardón Platino en la categoría Comunicación Coronavirus en los prestigiosos premios Summit International Awards (SIA) a los que concurrieron otras 1.600 campañas de 15 países.
Spot 'El último regalo'
Spot 'El último regalo'
CEDIDO POR GOBIERNO DE CANARIAS

Así lo ha informado la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que señala que estos premios, uno de los más importantes que reconocen la excelencia creativa en todo el mundo, premia a aquellas campañas publicitarias que merecen un especial reconocimiento por la fuerza de su idea, la calidad de su ejecución y su habilidad para hacer llegar el mensaje a la población.

Por su parte, con este galardón, ya son cinco los premios internacionales obtenidos por este anuncio encargado por la Consejería de Sanidad a la agencia tinerfeña Mientrastanto.

Este spot se ha premiado en los galardones internacionales Epica Awards; dos veces en el certamen El Ojo de Iberoamérica y también obtuvo el premio a la 'mejor campaña Institucional' realizada para o por una administración pública u organismo oficial en la X edición del festival Premios Agripina, una referencia para el sector de la publicidad, el marketing y la comunicación en España.

'El último regalo' se convirtió desde su emisión en un fenómeno viral que ha generado debate internacional en las redes sociales y en los medios de comunicación tanto de España como de otros países europeos y de Latinoamérica.

En concreto, las piezas audiovisuales de 'El último regalo', realizadas por la Agencia Mientras Tanto, en sus dos versiones: larga de 1,17 minutos y la corta de 0,21 minutos, muestran a una familia que se reúne para celebrar el cumpleaños del padre.

Ninguno de los miembros de la familia se hace lavado de manos, ni lleva mascarilla, ni guarda la distancia de seguridad, ni evita los contactos estrechos como besos y abrazos.

Finalmente, tras soplar las velas, el anciano cumpleañero abre 'el último regalo', un respirador, que es lo que necesita en la siguiente escena, pues se le ve ingresado en la Unidad de Medicina Intensiva de un hospital tras haber contraído la COVID-19 porque ninguno de los miembros de su familia cumplió con las recomendaciones sanitarias para prevenir contagios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento