Plantas de exterior: cinco variedades de árboles frutales de hoja perenne para alegrar el jardín

Frutos del naranjo madurando.
Frutos del naranjo madurando.
Wikipedia / Kurt Stüber

Si hay un tipo de planta que se convierte en el rey del jardín, son los árboles frutales. Vida, color y alegría son las características que aportan este tipo de árboles, algunos de los cuales tienen hojas perennes, por lo que se alarga a toda la temporada su vivacidad. 

Para conseguir que crezcan sanos y fuertes, hay que fijarse en los cuidados que requiere cada especie, aunque suelen ser plantas fáciles de cuidar, sin muchas necesidades que cubrir. 

Cinco árboles frutales para el jardín

Así, estos son son solamente cinco ejemplos de árboles frutales de hoja perenne perfectos para el jardín del hogar: 

  • Olivo de Copa: es un árbol frutal de hoja perenne, que necesita estar expuesto al sol, que aguanta temperaturas bajo cero y puede crecer hasta 4 metros. La recolección de sus frutos suele darse entre los meses de diciembre y enero.  
  • Naranjo: este árbol también es de hoja perenne, perfecto para exteriores soleados. Necesita un riego moderado, también puede alcanzar los 4 metros y su recolección tiene lugar entre los meses de diciembre y febrero. 
  • Limonero: otro de los árboles frutales cítricos, es muy parecido al naranjo, ya que prefiere el sol, no suele medir más de 4 metros y sus hojas son perennes.
  • Níspero japonés: este árbol frutal es menos común, pero igualmente recomendable para los exteriores soleados. Aguanta temperaturas bajo cero, es de hoja perenne y sus frutos suelen estar listos durante los meses de diciembre y enero. 
  • Árbol del pomelo: por último, este árbol frutal de hoja perenne alcanza los 4 metros, florece entre abril y junio y su recolección se da entre diciembre y febrero. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento