Von der Leyen reconoce "demasiado optimismo" con las farmacéuticas y asume que "se han cometido errores"

Ursula von der Leyen, en el Parlamento Europeo.
Ursula von der Leyen, en el Parlamento Europeo.
EFE

Los Estados miembros de la UE están acelerando la vacunación en los últimos días. España, de hecho, es el quinto país de los 27 con mejores datos. Pero la estrategia común tiene todavía detalles por explicar, y eso ha hecho este miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ante el Parlamento Europeo. "Quizás estábamos muy seguros sobre que lo firmado y lo pagado se nos iba a entregar a tiempo", comenzó diciendo la presidenta, que habló de "demasiado optimismo" y reconoció "errores", pero al mismo tiempo defendió la estrategia conjunta. "Es lo correcto, no quiero ni imaginarme qué hubiera pasado si los Estados más grandes hubieran firmado y hubieran dejado a los pequeños en la cuneta", avisó.

"Se han puesto 26 millones de dosis desde enero y hay 17 millones de personas vacunadas", comentó Von der Leyen, aunque reconoció que "todavía no estamos en el lugar en el que hubiéramos deseado". A pesar de los fallos, la presidenta de la Comisión tiene claro que ese es el camino. "Hemos optado por no coger atajos. Hemos optado por la seguridad". En ese punto, dijo, "hay que mejorar la comunicación con la EMA".

Al mismo tiempo, Von der Leyen lanza una advertencia. "La ciencia ha superado a la industria y la industria tiene que ponerse al nivel de la ciencia, porque la UE ha adelantado el pago", sostuvo desde la tribuna, al mismo tiempo que defendía el mecanismo sobre la exportación de vacunas. "El control a las exportaciones de vacunas no es una barrera. Europa está plenamente dispuesta a ayudar, pero insistimos que se haga de forma equitativa".

"Nuestra solidaridad alcanza mucho más allá de las fronteras de la UE", añadió, poniendo el foco sobre los apoyos a terceros países y aquellos que están en vías de desarrollo. Precisamente, en esa herramienta sobre las exportaciones, Ursula von der Leyen reconoció "errores" respecto al Protocolo de Irlanda, quizás el punto más importante del acuerdo del brexit. En un primer momento se generó una frontera, algo contrario al pacto, y la Comisión tuvo que corregir. "Al final hicimos lo correcto".

Por otro lado, ha añadido, el comisario de industria, Thierry Breton, trabajará también en un grupo de trabajo específico para ayudar a la industria a reforzar sus medios y aumentar significativamente su capacidad de producción en Europa, para garantizar que en los próximos meses las farmacéuticas son capaces de cumplir sus compromisos y también de adaptar sus fórmulas a eventuales nuevas mutaciones.

"De manera global subestimamos las dificultades de la producción en masa", ha insistido, para después explicar que el proceso de una nueva vacuna es "muy complejo" y advertir de que "simplemente es imposible poner en pie una nueva planta de producción de la noche a la mañana".

"La vacunación no ha progresado tan rápido como habríamos deseado"

"La situación sigue siendo preocupante y la vacunación no ha progresado tan rápido como habríamos deseado, es hora de redoblar nuestros esfuerzos", avisó por su parte Ana Paula Zacarias, secretaria de Estado de Asuntos Europeos de Portugal, que preside el Consejo este semestre. Eso sí, defendió la estrategia común como herramienta de "igualdad". Habló de que todo esto son "hitos notables" que demuestran "la solidaridad", pero la solidaridad europea es "más que palabras". Se trata de "actuar", advirtió Zacarias.

Desde la presidencia lusa entienden que haya que priorizar por grupos, pero las noticias sobre retrasos "preocupan". Entiende que la producción de vacunas "es un proceso complejo" y puede que las compañías hayan sobreestimado "sus capacidades". Pero la UE tiene que asegurar "que se cumplan los contratos", por lo que "la transparencia es fundamental" para generar "confianza" entre los ciudadanos. 

El objetivo no es otro que "mantener la unidad". En todo caso, Zacarias pide "más esfuerzos" no solamente en la vacunación, sino también "en la comunicación" de las estrategias. "Todo sabemos que el proceso será más largo y más complejo de lo que esperábamos". Es, en conclusión, "una maratón". Y por eso, dice, "hay que seguir trabajando por el bien común".

Montserrat pide mejorar las infraestructuras

Por su parte, la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, ha asegurado hoy que los países miembros deben desarrollar planes de vacunación transparentes para conseguir que al menos el 70% de los europeos estén inmunizados contra el coronavirus a finales de verano.

Para lograr este objetivo, "debemos mejorar y homogeneizar los procesos, y también tenemos que exigir a cada estado miembro planes nacionales de vacunación transparentes que doten de infraestructuras para la vacunación masiva, que incluyan planes de contingencia, y que cumplimenten la transmisión de datos al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC)".

En cuanto a las instituciones de la UE, Dolors Montserrat ha valorado positivamente la labor que han realizado desde que hace un año el coronavirus llegó a Europa, y que se ha caracterizado por la unidad y por estar “alejada de nacionalismos sanitarios”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento