El homenaje de Miley Cyrus a Britney Spears en la Super Bowl pidiendo su libertad del que todo el mundo habla

La cantante Miley Cyrus, en 2018.
La cantante Miley Cyrus, en 2018.
GTRES

Desde que viera la luz el documental de The New York Times titulado Framing Britney Spears el pasado viernes, una nueva oleada de apoyo a la cantante para que deje de estar tutelada ha acaparado las redes sociales, siendo este momento en el que más cerca ha estado nunca la cantante de Toxic Baby One More Time de acariciar, por fin, el poder recobrar su libertad.

Toda ayuda, por tanto, es poca. Y aunque a la causa se han sumado tanto celebrities norteamericanas, como Sarah Jessica Parker, como socialités patrias (Ylenia), hay que reconocer que quien ha dado un golpe sobre la mesa para que se revierta la situación de Britney Spearsha sido quien fuera una de sus fans (y algo epígona): Miley Cyrus.

Este domingo, con motivo de la Super Bowl, la cantante de 28 años ofreció un concierto en colaboración con la aplicación Tik Tok antes del partido que acabarían ganando los Tampa Bay Buccaneers en el que no solo cantó algunas de sus más recientes creaciones sino también algunos de sus éxitos más antiguos.

Entre ellos, Miley Cyrus entonó Party in the U.S.A., tema que en un momento dado tenía una referencia a Britney. Desde el escenario y como muestra de apoyo a Spears, Cyrus cantó el verso "And a Britney song was on" ["Y estaba sonando una canción de Britney"]. Como ese verso era el final de una estrofa y había un pequeño puente hasta el estribillo, Miley decidió antes de seguir adelante proclamar una soflama: "We love Britney!" ["¡Queremos a Britney!"].

Entre este gesto y el documental se ha propagado un nuevo hashtag, #WeAreSorryBritney ["Lo sentimos, Britney"], entendiendo que fue la sociedad y los medios de comunicación quienes consiguieron que la cantante padeciera problemas de salud mental y una crisis por su imagen pública, agravada por un exnovio, Justin Timberlake, que consiguió hacer creer a todo el mundo que la artista estaba, dicho llanamente, loca.

Es por ello que el documental, que por ahora no ha estrenado ninguna plataforma en nuestro país [en Estados Unidos lo ha hecho Hulu, un servicio de streaming propiedad de The Walt Disney Company], ha conseguido que se inicie una campaña contra Timberlake.

Lo que se busca es que este pida perdón de forma pública a Britney Spears por haberla retratado tal y como lo hizo en aquellos años e incluso haberse aprovechado económicamente, ridiculizando su relación en repetidas ocasiones y bromeando sobre ella en la canción What Goes Around... Comes Around... ["Se recoge lo que se siembra"].

Sin embargo, tal y como ET, Britney está "al tanto" de lo que está ocurriendo con su documental, en el que no ha participado, y ha comentado que no quiere que se hable más de su relación con Justin pues ahora mismo mantiene una buena relación con él y con su esposa, Jessica Biel. Asimismo, está inmersa en nuevos proyectos que verán la luz "pronto".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento