El Congo contiene la respiración tras el primer caso de ébola en tres meses: las claves que guían la reaparición del virus

  • La mujer contagiada había acudido al centro de salud con síntomas el 1 de febrero y el día 3 acabó falleciendo.
  • “Ahora hay que investigar y hacer un seguimiento epidemiológico", explica a 20minutos un experto en ébola de MSF.
Trabajadores sanitarios, con equipos de protección para atender a pacientes con síntomas de ébola en el Hospital Bikoro, en la República Democrátrica del Congo.
Foto de archivo de sanitarios en pasados brotes de ébola en la RDC.
Mark Naftalin/ Unicef/EFE/Archivo

Poco ha durado la alegría en el Congo. Menos de tres meses después de que se diera por finalizado el último brote de ébola en la República Democrática del Congo (RDC), se ha detectado un nuevo caso, en esta ocasión ha sido una mujer que había acudido al centro de salud el día 1 de febrero presentando síntomas y que dos días después acabaría falleciendo. 

Según informó el ministerio de salud de la RDC, la mujer fallecida era una agricultora de 48 años que vivía en una región donde en el pasado hubo un brote importante de ébola, y cuyo marido era uno de los supervivientes.

Esto ocurre poco tiempo después de que las autoridades congoleñas anunciaran el pasado 18 de noviembre el fin del undécimo brote de ébola, que acabó con la vida de 55 personas e infectó a 130, de acuerdo con cifras oficiales.

Escasos meses antes, la República Democrática del Congo había declarado el fin del décimo brote, en el que murieron 2.280 personas y sobrevivieron 1.562, entre ellos el marido de la mujer fallecida. Este fue, además, el peor brote de la historia de la RDC y el segunda más grave del mundo, después del que asoló África occidental entre 2014 y 2016, donde murieron 11.300 personas y hubo más de 28.500 casos.

¿Qué es el ébola?

El ébola es un virus que se introduce en humanos por contacto con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados. Entre humanos se contagia a través de contacto directo con la sangre y fluidos corporales, causando fiebre, vómitos, hemorragias y fuertes diarreas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa media de mortalidad del ébola es de aproximadamente el 50%, aunque puede alcanzar hasta el 90%.

Esta enfermedad fue identificada en 1976 en dos brotes simultáneos en Nzara (Sudán del Sur) y Yambuku (República Democrática del Congo). La aldea donde se produjo uno de los primeros brotes está cerca del río Ebola, de donde recibe el nombre la enfermedad.

¿Dónde y por qué vuelve a aparecer el virus?

Según el ministro de Salud de la RDC, Eteni Longondo, tras analizar las muestras enviadas desde el lugar donde se encontraba la fallecida, en Butembo, al noreste del país, el pasado domingo se confirmaba el nuevo caso de ébola, aunque ha advertido a la población de que “no debe entrar en pánico porque ya está organizada la respuesta".

Desde su cuenta de Twitter, la OMS ha recordado que "no es inusual que se produzcan casos esporádicos después de un brote importante".

Como reconoce a 20minutos Luis Encinas, experto en Ébola de Médicos Sin Fronteras, esta enfermedad no se ha erradicado: “Erradicarla significaría que no hay ningún tipo de virus incluso en los vectores y en los animales. Lo que se ha hecho es controlarla”.

Según Encinas, por el momento hay varias hipótesis sobre lo que puede haber pasado, “sabemos que el marido ha sido un superviviente del ébola y en el semen el virus puede quedarse hasta 9 meses. También podría ser que la mujer hubiera tenido contacto con una persona enferma”.

“No podemos llegar todavía a una única conclusión”, reconoce Encinas, que llama a la cautela hasta que no avance la investigación.

¿Se ha detectado a tiempo?

"La experiencia y la capacidad de los equipos sanitarios locales ha sido clave para detectar este nuevo caso de ébola y abrir camino a una respuesta a tiempo", ha explicado la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

Los equipos sanitarios han contactado ya con más de 70 personas que podrían haber estado en contacto con la mujer antes de que falleciera. “Hay que investigar y hacer un seguimiento epidemiológico muy importante para después, en una semana, ver si no hay ninguno nuevo caso o, por el contrario, hay 20 u 80 casos más en dos semanas”, asegura Encinas.

¿Cuál es el siguiente paso?

Para Encina, que ha estado trabajando desde 2011 en todos los brotes de ébola, la respuesta inmediata tiene que ser "única, coordinada, uniforme y, sobre todo, que tenga un buen nivel de control".

Una de las claves de ese control es tener a los 70 contactos medidos para detectar posibles síntomas de la enfermedad. “Es importante el apoyo de la comunidad, si lo conviertes en una búsqueda policial, te puedes encontrar con miedo y huida, y acabas yendo a contracorriente”, señala Encinas.

En las próximas semanas se verá si se ha conseguido detectar a tiempo o por el contrario estamos ante el duodécimo episodio de ébola en la Republica Democrática del Congo en menos de 50 años.

Los primeros días y semanas serán fundamentales, ya que como recuerda Encinas, “si se hace bien desde el principio se puede controlar”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento