Alcaldes de Aragón, Navarra y Cantabria explicarán en el Senado los perjuicios de las inundaciones en la ribera del Ebro

Los senadores del PAR, Clemente Sánchez-Garnica; Unión del Pueblo Navarro, Alberto Catalán Higueras; y el Partido Regionalista de Cantabria, José Miguel Fernández Viadero, han solicitado que los alcaldes de Osera de Ebro, Enrique Gómez; Tudela, Alejandro Toquero; y Reinosa, José Miguel Barrio, comparezcan ante la Comisión de Transición Ecológica para que expliquen los perjuicios de las inundaciones del río Ebro.
El senador Clemente Sánchez-Garnica (PAR).
El senador Clemente Sánchez-Garnica (PAR).
PAR. - Archivo

Sánchez-Garnica ha explicado a Europa Press que su intención es "que se adopten los medios necesarios para poder prevenir lo que ocurre de forma periódica, no todos los años, pero sí habitualmente", en alusión a los daños en cultivos y explotaciones ganaderas cuando el Ebro se desborda, así como otros perjuicios en viviendas y el espacio público de estas localidades.

Los senadores proponentes quieren que la Comisión "escuche a alcaldes con distintos problemas, pero el mismo en definitiva" porque "no se trata de que todos vengan en helicóptero a contemplar y decir 'qué pena, fíjate', sino de intentar acometer iniciativas en colaboración con todas las Administraciones públicas y las gentes de la ribera para intentar buscar soluciones entre todos que nos permitan prevenir más que curar".

Ha hecho notar que "pocas veces" han comparecido alcaldes en la cámara alta "porque nadie les ha llamado, y eso que el Senado está lleno de alcaldes y concejales". Por este motivo, ha emplazado a "escuchar de primera mano no a nosotros, sino a los que están a pie de obra todos los días, que son representantes de los vecinos y luego se ponen de barro hasta las rodillas para poder salvar sus pueblos".

Sánchez-Garnica ha apuntado que "conocer la problemática de cada uno de estos ayuntamientos debe afrontar cuando sufren inundaciones, contribuirá a mejorar la respuesta que desde las diferentes administraciones se deben abordar".

Se ha quejado de que el Gobierno de España no ha ejecutado la partida de 10 millones de euros que se recogió en los Presupuestos Generales del Estado anteriores para limpiar el río Ebro, advirtiendo de que "cuando venga el agua del monte, en primavera, vete a saber qué va a pasar".

En este sentido, ha hecho hincapié en que es "imprescindible" que las ayudas "prometidas y previstas" desde el Estado "sean una realidad cuanto antes" para que los afectados, tanto las administraciones como los vecinos, "reciban lo que les corresponde".

EQUILIBRIO

Al senador del PAR le preocupa que no se acometan las actuaciones "teniendo en cuenta a las gentes de la ribera", en el sentido de que "por supuesto hay que buscar medidas medioambientalmente sostenibles", pero también hay que contar con los vecinos de la ribera, "que viven de la agricultura y la ganadería", de manera que se promueva una "convivencia pacífica entre el medio ambiente y la economía" de la zona.

Ha criticado que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está "sin hacer nada" en este aspecto y el Gobierno de Aragón dice que es "un problema medioambiental" atribuyéndose los unos a los otros la competencia, lo que "no puede ser".

"El problema es importante; volverá otra riada, volveremos a ver noticias en primera página y otra vez a cuantificar los daños, que nos van a costar un pastón, cuando hay soluciones y la gente de los pueblos lo sabe".

Ha insistido en que "hay propuestas e ideas, pero para eso hay que invertir y hacer caso a la gente que está ahí", pero "el problema es que no se les escucha".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento