Cómo leer la factura de la calefacción y el agua caliente

Regular Temperatura Calefacción
Regular Temperatura Calefacción
GAS NATURAL FENOSA

La calefacción en el hogar puede estar sujeta al suministro de gas o al reparto energético en caso de viviendas que posean calefacción central. Por otro lado, el agua caliente también puede estar incluido en el suministro de gas, así como en una caldera central.

De estas opciones, así como de la tarifa contratada, que puede estar regida por el mercado libre o por el mercado regulado, dependerá la factura y sus conceptos, que son fundamentales a la hora de comprender cuánta energía se consume y cuánto se paga por ello.

Gas natural en el mercado libre y en el mercado regulado

En cuanto al gas natural, dentro del mercado regulado, es la Tarifa de Último Recurso (TUR) aquella que determina los precios marcados por la Administración y a que pueden acogerse los clientes con un consumo inferior a 50.000 kWh/año. En estas facturas, serán fundamentales los siguientes puntos: 

  • Potencia contratada o término fijo, que es la cantidad que se debe pagar mensualmente aunque no se haya consumido.
  • La energía consumida, que se suma al impuesto de electricidad o de hidrocarburos.
  • El alquiler del contador (salvo cuando es propiedad del cliente).
  • El IVA: es del 21% en la Península.
  • También puede aparecer información sobre la tarifa y su posible cambio, información sobre el bono social de energía o un gráfico con el destino del importe de la factura.

Por otro lado, en el mercado libre, la tarifa energética depende de las ofertas de la comercializadora por la que se tenga contratado el suministro. En este tipo de facturas, habrá que tener en cuenta otros datos básicos

  • Datos del cliente al inicio de la factura 
  • Desglose con los importes a pagar, según los diferentes conceptos que incluye la factura. Por ejemplo, con el gas natural se indica el importe del consumo, el impuesto especial sobre hidrocarburos que aplica el Gobierno, un coste fijo que se paga por disponer del servicio de forma continua, el gasto del alquiler del contador y el IVA.  
  • Además, la factura puede incluir otros detalles, como la sección con los conceptos de la factura o un gráfico del consumo histórico.

Las facturas de la calefacción central 

Para aquellos hogares que tienen contratada la calefacción central, la nueva normativa estableció durante el año pasado una facturación de los consumos diferente, más sencilla, tal y como indican desde Idealista. De este modo, el consumidor puede disponer de información más fiable sobre el consumo energético de su hogar.

Con esta nueva normativa, muchos consumidores han podido pasar de no tener factura de la calefacción, ya que se incluía en la cuota de la comunidad, a sumar este nuevo recibo a los habituales de luz o gas. 

En cuanto a los datos que aparecen en la nueva factura de calefacción para aquellas instalaciones centrales, se encuentran: 

  • El consumo real de la energía o el coste total de calefacción y las lecturas de los repartidores de costes de calefacción. (Con esta nueva normativa, los consumidores con calefacción central solamente pagan por lo que tienen contratado).
  • Información sobre el combustible utilizado y las emisiones anuales correspondientes de gases de efecto invernadero.
  • Desglose con los impuestos, gravámenes y tarifas aplicadas.
  • Comparaciones del consumo de energía respecto al año anterior.
  • La comparación con el consumo medio del usuario final normal o de referencia de la misma categoría de usuarios.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento