¿Si cierro los radiadores consumirán menos?

Con la llegada del otoño y el consecuente descenso de temperaturas, las comunidades de vecinos comienzan a poner en marcha el sistema de calefacción central del edificio. Sin embargo, los horarios de encendido y apagado suelen ser motivo de desacuerdos entre los propietarios de una comunidad, ya que algunos pueden no estar de acuerdo en cuál es el momento idóneo para llevar a cabo esta instalación. 

A nivel general, durante los meses de octubre y noviembre es cuando se suelen encender los sistemas de calefacción y en abril el apagado, dependiendo de si han aumentado las temperaturas o no.
Radiadores.

Cuando llega el invierno, es posible que el precio de la factura se dispare debido, entre otras cosas, a la necesidad de encender la calefacción para calentar el hogar. Por ello, mucha gente busca alternativas y consejos que permitan lograr una temperatura confortable dentro del hogar sin pagar de más por la calefacción.

Una de esas opciones es cerrar algunos radiadores de la casa, aquellos ubicados en las estancias que no se utilizan frecuentemente. ¿Esta práctica realmente consigue ahorrar energía y, por tanto, dinero en la factura? La respuesta es depende. 

¿Es aconsejable cerrar algún radiador?

Hay hogares donde la calefacción sigue funcionando mediante un sistema central, por lo que el gasto en calefacción es siempre el mismo, independientemente de si cierran o no algunos radiadores de la casa. En estos casos, no sirve de nada cerrar los radiadores.

Por el contrario, aquellas casas que cuenten con su propio termostato y controlen verdaderamente la temperatura, sí que puede cerrar los radiadores de las estancias donde no se utilicen. Esto se traduce en un ahorro de energía y, también, en un ahorro de dinero. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que las puertas de esas habitaciones deben estar bien cerradas, ya que de lo contrario la calefacción que se tiene puesta en otras estancias de la casa no será efectiva. Si se trata de una habitación en la que hay que estar entrando constantemente, no es una buena opción. 

De hecho, algunos expertos recomiendan tener los radiadores encendidos en todas las estancias, sobre todo, en casas muy diáfanas, y bajar un poco los grados de la temperatura. En ocasiones, esto es preferible antes que tener algunos radiadores cerrados y los otros con una temperatura excesiva. 

Para conseguir ahorrar en la factura, también puede ser recomendable seguir otra serie de consejos que tienen que ver con el aislamiento de puertas y ventanas o el uso de cortinas y alfombras para hacer que la calefacción, cuando esté encendida, sea del todo efectiva y consiga calentar la casa rápidamente sin gastar mucho. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento