Cataluña se desmarca de Sanidad y anuncia que empezará ya a vacunar a mossos, bomberos y funcionarios de prisiones

  • Los inmunizará "de forma inmediata" con las dosis de AstraZeneca que han llegado este lunes a España.
  • ​De momento, Sanidad solo habla de vacunar a personal sanitario y sociosanitario con la vacuna de la Universidad de Oxford.
  • Este personal forma parte de los servicios esenciales, prioritarios para la vacunación, pero Interior no ha dado orden similar para policías y guardias civiles
España recibe las primeras 196.800 dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford
España recibe las primeras 196.800 dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford
SANIDAD
España recibe las primeras 196.800 dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

La Generalitat de Cataluña se ha desmarcado este lunes de las instrucciones estatales para la vacunación contra la Covid y ha anunciado que ya esta semana empezará a inyectar "de forma inmediata" las primeras dosis de AstraZeneca a mossos d'esquadra, bomberos, personal de protección civil y funcionarios de prisiones, que son cuerpos y fuerzas de seguridad y de emergencias que están bajo su competencia. Mientras tanto, el Ministerio de Sanidad insiste en que de momento la única decisión la Comisión de Salud Publica acerca de a quién poner las primeras vacunas de la Universidad de Oxford, el personal sanitario y sociosanitario que no fue considerado de primera línea.

La consellera catalana de Salut, Alba Vergès, ha reiterado este lunes en rueda de prensa lo que ya apuntó el viernes, que en cuanto llegaran las vacunas de AstraZeneca, la Generalitat vacunará también a trabajadores esenciales. Ha informado de que administrarán dosis a personal sanitario y socionitario como farmacéuticos, auxiliares de farmacia y fisioterapeutas, pero también a los profesionales de servicios esenciales, "cuerpos y fuerzas de seguridad y emergencias de Cataluña". Vergés ha añadido que ya esta semana se distribuirán por las cárceles catalanas dosis para vacunar a los funcionarios de prisiones.

A su lado, el conseller del Interior, Miquel Sàmper, ha reiterado que son estos colectivos los que empezarán a vacunarse en Cataluña "de forma inmediata".

Por el contrario el Ministerio de Sanidad ha informado este lunes de que las primeras 196.800 dosis de AstraZeneca que se han empezado a repartir entre las comunidades se administrarán a "los profesionales y trabajadores sanitarios y sociosanitarios en activo no incluidos previamente en los grupos 2 y 3", tal y como se acordó el jueves pasado en la Comisión de Salud Pública, donde están representados el director general de Sanidad del Ministerio y de las consejerías autonómicas de Sanidad.

Fuentes del Departamento de Salut de la Generalitat han señalado este lunes que no consideran que se estén saltando ningún acuerdo porque mossos, personal de Protección Civil, funcionarios de prisiones "son personal del grupo 2", informa Isabel Serrano. Así pues, el Govern los incluye en el grupo del personal sanitario y sociosanitario que no es considerado de primera línea, a pesar de que en la Estrategia Estatal de Vacunación aparecen expresamente como ejemplos de "servicios especialmente críticos" dentro de un grupo distinto, "personas con trabajos esenciales", que Sanidad asegura que todavía no tiene luz verde para empezar a vacunarse.

Sin instrucciones para policías y guardia civiles

Si Cataluña empieza a vacunar ya a mossos se dará la circunstancia de que estos agentes empiecen a inmunizarse y la policía nacional, que depende del Ministerio del Interior, no. El departamento de Fernando Grande-Marlaska no tiene de momento tampoco notificación por parte de Sanidad de que los cuerpos y fuerzas de seguridad y de protección civil vayan a ser vacunados de forma inminente. 

La semana pasada, el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, aseguró que Interior está preparado para empezar a vacunar a estos colectivos, pero no antes de recibir las "directrices oportunas" por parte del Ministerio de Sanidad. Entonces, dijo Pérez, "las Direcciones Generales de la Guardia Civil y de la Policía, a través de sus servicios médicos tendrán listas las indicaciones necesarias para materializar esa vacunación de sus efectivos".

Plan de vacunación trastocado

Pérez hizo estas declaraciones antes de que el viernes pasado la Comisión de Salud Pública determinara que la vacuna de AstraZeneca no se administrará a las personas mayores de 55 años , lo que ha trastocado el orden de la vacunación, puesto que ahora habrá que diferenciar entre colectivos a los que se administrará las vacunas de tecnología ARN-mensajero (Pfizer y Moderna) y la de AstraZeneca, que sigue el procedimiento clásico de inocular un virus debilitado o destruido.

Con esta decisión, las vacunas de Pfizer y Moderna quedarán de momento reservadas para las personas de a partir de 56 años, para los sanitarios más expuestos, de primera línea, que queden por inmunizar y previsiblemente también para las personas consideradas de riesgo alto o muy alto por tener patologías previas que les hagan especialmente vulnerables a la Covid.

Por su parte, la vacuna de AstraZeneca se pinchará en la población más joven, de hasta 55 años, que en buena medida es la que trabajada en sectores considerados esenciales en la estrategia estatal de vacunación, donde se considera que son "servicios especialmente críticos" los "bomberos, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Protección Civil, personal de instituciones penitenciarias que trabaja con reclusos", precisamente a los que Cataluña va a empezar a vacunar "de forma inmediata", a pesar de que en el Ministerio de Sanidad se recuerda que no está acordado en la Comisión de Salud Pública.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento