Logo del sitio

Cómo eliminar la flacidez de los brazos

El ejercicio es la mejor forma, y la más duradera, de combatir la flacidez.
El ejercicio es la mejor forma, y la más duradera, de combatir la flacidez.
Khusen Rustamov / Pixabay

A medida que envejecemos, los músculos de nuestro cuerpo son más propensos a presentar flacidez. La falta de ejercicio, unido a los cambios hormonales, la pérdida de colágeno y elastina, adelgazar mucho en poco tiempo e incluso una alimentación inadecuada favorecen que el ‘descolgamiento’ de los tejidos, que se hace muy evidente en algunas zonas del cuerpo, como los muslos, los glúteos y los brazos. Esta zona es una de las que produce más quebraderos de cabeza, sobre todo de cara al verano, cuando es difícil de disimular.

Conocida comúnmente como ‘alas de murciélago’, la flacidez de los brazos se puede combatir desde varios frentes. El ejercicio es el pilar fundamental, pero si lo combinamos con alimentación o cosmética, los resultados serán mejores y más duraderos.

Ejercicios para combatir la flacidez de los brazos

El ejercicio es la mejor forma de mantener la raya la flacidez, pero para ver resultados en poco tiempo, hay que ser constante e incorporarlo a tu rutina para siempre. La buena noticia es que, al ser músculos pequeños, bastarán 10 o 15 minutos de ejercicios localizados tres días a la semana, o 5 o 10 minutos a diario, para notar los resultados.

Ejercicios con mancuernas

Los ejercicios con pesas son muy eficaces para combatir la flacidez. No hace falta que las mancuernas sean grandes, basta con usar unas de 1 o 2 kilos para trabajar los triceps y un poco más pesadas para los bíceps para comenzar. Se puede ir aumentando el peso a medida que se coge fuerza. Los más ejercicios más clásicos son

De pie, con las piernas separadas a la altura de los hombros. Coge las mancuernas con los brazos estirados y las palmas de las manos mirando hacia arriba. Flexiona y lleva el antebrazo hacia el hombro, sin rotar la muñeca. Realizar 3 series de 8-10 repeticiones.

Sobre la cabeza, sujeta una mancuerna con ambas manos. Sentada y con la espalda erguida, elevar ambos brazos por encima de tu cabeza. Una vez arriba, flexiona el antebrazo por detrás de la misma y vuelve a subirlos. Realizar este ejercicio en 3 series de un minuto cada una con tantas repeticiones como se pueda realizar.

'Patada' de tríceps. De pie, coge una mancuerna y coloca tu cuerpo y tus brazos en paralelo con el suelo, formando un ángulo recto entre el antebrazo y la parte superior del brazo. Levanta la mancuerna hasta que el brazo quede completamente extendido. Repite 8-10 veces y haz tres series.

Ejercicios de suelo

Fondos. Las típicas flexiones, pero con los brazos a la altura del pecho. Repite 8-10 veces y haz tres series.

Fondos de tríceps. Coge un banco o una silla y apoya las manos en el borde con los brazos semiflexionados. Apoya los talones en el suelo y baja con los glúteos hasta que los codos formen un ángulo de unos 90 grados, luego vuelve a la posición inicial. Repite 8-10 veces y haz tres series.

La famosa influencer Patry Jordán nos propone en su canal esta completa rutina para combatir la flacidez de los brazos.

Una buena dieta

De nada sirve el ejercicio si no lo combinamos con una buena dieta. Y no solo para evitar el sobrepeso, que produce aún más flacidez, sino para mantener los músculos fuertes. Para ello, tenemos que seguir una dieta rica en proteínas saludables, pues si no consumimos la suficiente proteína, el músculo se transforma en grasa con más facilidad. Para no tener déficit de proteínas debemos consumir al menos una ración de proteínas saludables al día, como carnes magras, pescados, huevos, lácteos desnatados, legumbres, un puñado de frutos secos al natural -sin freír, tostar o salar- y combinar esta proteína con algo de cereal, preferentemente integral.

Además, debemos incluir otros micronutrientes que contribuyen al mantenimiento de la elasticidad de la piel como el omega 3, colágeno, vitamina C y minerales como el zinc, azufre y selenio.

Tratamientos estéticos que ayudan

Un buen complemento a la rutuna de ejercicios y a la alimentación son los tratamientos estéticos, ya sea en casa como en cabina.

En cuanto a los productos recomendados que podemos usar en casa para mantener los brazos tonificados, no puede faltar una buena crema hidratante, que aplicaremos a diario, junto con cremas reafirmantes, que ayudan a incrementar la tonicidad, la firmeza y la elasticidad. Los tratamientos con arcilla una vez a la semana también ayudan a drenar toxinas y a combatir la flacidez. Unos chorros de agua fría después de ducharnos también favorecen el mantenimiento del tono muscular.

En cuanto a los tratamientos en cabina e intervenciones, encontramos varias, como

•La mesoterapia consiste en inyectar soluciones biológicas en la zona flácida para mejorar la circulación, oxigenar las células y disolver la celulitis.

•Radiofrecuencia. Se trata de un tratamiento que drena, ayuda a eliminar la celulitis y combate la flacidez.

•Los hilos tensores en los brazos. Los hilos tensores no solo sirven para eliminar la flacidez del rostro, también ayudan a mejorar el tono y el aspecto de toras parte del cuerpo, como los brazos. Es un tratamiento temporal que debe repetirse cada cierto tiempo para mantener los resultados.

•Lifting de brazos, está indicado para eliminar el exceso de piel descolgada. Se trata de una intervención quirúrgica en la que se elimina la piel sobrante. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento