Rajoy y su junta directiva.
Mariano Rajoy, rodeado de su junta directiva. Susana Vera / REUTERS

El PP ha reunido esta mañana a la Junta Directiva del partido para comenzar a preparar la campaña de las elecciones europeas, que coordinará la vicesecretaria de Organización, Ana Mato.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado durante su discurso que su partido se defenderá de las "campañas" orquestadas contra la formación y que apoyará "la honorabilidad de todos los militantes" porque son "inocentes mientras no se demuestre lo contrario".  Rajoy, ha añadido que, no obstante, "si se probara que algún militante ha hecho cosas inaceptables", su partido "actuará en consecuencia".

Afirmamos la presunción de inocencia, defenderemos nuestro partido

Ha insistido en que el PP
"no se ha financiado ilegalmente" y que "no ha recibido un euro" de las personas imputadas o detenidas con motivo de la instrucción del 'caso Gürtel', por lo que el partido actuará con "serenidad".

"No somos inquisidores; afirmamos la presunción de inocencia, defenderemos nuestro partido, no haremos campañas contra nadie, pero vamos defender la honorabilidad del PP y de sus militantes, inocentes mientras no se demuestre lo contrario", ha subrayado.
El cónclave se ha celebrado en un hotel madrileño, y no en la sede nacional de la calle Génova, como es habitual, donde no caben todos los llamados. En esta ocasión, la dirección nacional no sólo ha convocado a los integrantes del Comité Ejecutivo y a sus diputados y senadores, sino que ha extendido la invitación a los parlamentarios regionales de la formación.

Sin Francisco Camps ni Alberto Núñez Feijóo

El objetivo de esta reunión de los 'populares' es lograr la máxima movilización posible para ganar los comicios europeos del próximo el 7 de junio con su candidato, Jaime Mayor Oreja . Mariano Rajoy, que preside esta reunión, está convencido de que su partido sumará una victoria más tras la obtenida en Galicia con Alberto Núñez Feijóo. Por cierto, Feijóo no ha asistido a la cita por un viaje a Uruguay.

El gran ausente de esta reunión ha sido el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, que ha preferido quedarse en su tierra para presentar las medidas especiales de apoyo al sector empresarial impulsado por su Ejecutivo. Camps, que ha recibido el apoyo de su partido desde que fuera implicado por el juez Garzón en la investigación de la supuesta trama de corrupción que ha salpicado a varios miembros del PP.

Ana Mato, la coordinadora de la campaña para los comicios europeos, también se ha visto salpicada por la investigación de Garzón, ya que se ha sabido que el 'cerebro' de la red, Franciso Correa, habría regalado un Jaguar al ex alcalde de Pozuelo, imputado por el juez y en esa época casado con Mato.