Centenares de repartidores se manifiestan en Barcelona contra la aprobación de la nueva Ley Rider

  • Las empresas estarán obligadas a contratar a los empleados, que dejarán de ser autónomos para ser asalariados.
  • Los riders denuncian que ya no podrán escoger cuándo y cuánto trabajarán.
  • Riders a un lado y al otro de la nueva ley.
Cerca de 300 riders se han manifestado en Barcelona en contra de la nueva Ley Rider.
Cerca de 300 riders se han manifestado en Barcelona en contra de la nueva Ley Rider.

MIQUEL TAVERNA

Centenares de riders de distintas plataformas de reparto de comida a domicilio han recorrido esta mañana la Gran Vía de Barcelona al ritmo del claxon de sus coches, motos y bicicletas en contra de la aprobación de la nueva Ley Rider, que pretende regularizar la situación de estos trabajadores y hacer desaparecer la figura del falso autónomo.

La nueva legislación en la que ha estado trabajando el Ministerio de Trabajo de la mano de los sindicatos y patronales obligará a las empresas a contratar a sus trabajadores, y dejarán de ser autónomos para ser asalariados, algo que no ha sido bien recibido en gran parte del colectivo. 

Ante la incertidumbre de la inminente aprobación de la ley a través de un Real Decreto, ya que no ha habido consenso entre todos los actores de la mesa de diálogo, los trabajadores han salido a la calle para protestar por el "fracaso" de ley que prevén que se apruebe la semana que viene, según ha explicado a 20minutos el presidente de la Asociación Profesional de Riders Autónomos, Jordi Mateo.

Ellos defienden que sí quieren mejorar sus condiciones de trabajo y "reforzar" lo que ahora mismo no funciona, pero la mejora no pasa por el cambio de autónomo a asalariado. Esta modificación de la normativa hará que "se destruya el trabajo del 75%" de los actuales riders, ha asegurado Mateo. 

Entre las demandas, piden que se les tenga en cuenta a la hora de negociar, así como una mayor transparencia en las decisiones que toman en las distintas empresas de reparto de comida a domicilio. Solo así, podrán lograr ser "autónomos reforzados", como Mateo define el tipo de trabajadores que quieren llegar a ser a través de las mejoras en las condiciones laborales.

En el caso de Luis Gómez, repartidor de Deliveroo, defiende que el hecho de ser autónomos les permite trabajar cuando quieren. Esa misma es una de las demandas de los manifestantes, quienes alegan que, a partir de ahora, no podrán decidir tampoco cuánto trabajan, algo que con la regulación vigente sí pueden escoger.

"Lo que queremos es que se mejoren los horarios y los pluses", ha explicado Gómez, como cuando llueve o hace frío. Sin embargo, esto no implica que se tenga que cambiar la legislación, justifica. A la vez, ha lamentado que hayan bajado las tarifas y que ahora, "para ganar 100 euros" hay que hacer 35 pedidos, mientras que antes con 20 era suficiente. 

Los riders denuncian que la Ley Rider que "se aprobará en las próximas semanas" les obligará a renunciar a la flexibilidad y a los turnos partidos y rotativos, además de tener contratos "precarios y temporales". En este sentido, Gómez ha defendido el trabajo de los repartidores, del que ha asegurado que se tiene una visión equivocada: "Se tiene la idea de que el trabajo de los riders es precario y no es así".  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento