Unidas Podemos propone exigir por ley a los grandes propietarios que pongan el 30% de sus viviendas en alquiler social

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la secretaria de Estado para la Agenda 2030 y secretaria de Coordinación Ejecutiva de Podemos, Ione Belarra, durante su reunión con el sindicato de inquilinos.
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la secretaria de Estado para la Agenda 2030 Ione Belarra.
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Unidas Podemos insiste en plantear medidas para forzar a los grandes propietarios a bajar los precios del alquiler. Tal y como adelantó 20minutos.es, la Vicepresidencia Segunda de Pablo Iglesias ha planteado al PSOE que estos grandes tenedores estén obligados a poner parte de sus viviendas en régimen de alquiler social para familias vulnerables. Y, este martes, la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, concretó esa propuesta: para Unidas Podemos, el 30% de los pisos de fondos y empresas deben arrendarse obligatoriamente a precio regulado.

La propuesta supone una nueva vuelta de tuerca en la presión de Unidas Podemos al PSOE para que la nueva ley de vivienda, que está previsto que se presente durante el mes de febrero, incluya medidas centradas en los grandes propietarios y no se limite a aumentar el parque de vivienda pública construyendo, como quieren los socialistas. "Necesitamos una ley de vivienda que corresponsabilice al sector privado en la garantía del derecho a la vivienda y le comprometa a cumplir con la función social que la vivienda debe tener", apuntó este martes Belarra.

Para los morados, eso implica hacer "frente a un sector inmobiliario que genera cada año pingües beneficios", señaló la secretaria de Estado, que aseguró que "es imprescindible que los grandes tenedores de vivienda, por ejemplo, pongan a disposición de las administraciones un porcentaje de su parque para destinarlo a vivienda social". "Es así, y no tanto apostando por la nueva construcción, como vamos a lograr ampliar sustancialmente el parque público de vivienda en alquiler", sostuvo Belarra en una referencia velada al planteamiento del PSOE, con quien las negociaciones han empezado con muy mal pie.

"Si, por ejemplo, los grandes propietarios de inmuebles en España destinaran el 30% de sus viviendas al alquiler social, podríamos aumentar en muy pocos meses el parque público en unos 140.000 o 150.000 inmuebles", cifró la secretaria de Estado, que aseguró que esta medida supondría un primer paso para "poner fin a la emergencia habitacional que vive nuestro país".

España es uno de los países de Europa con mayor escasez de vivienda social. Según datos del propio Ministerio de Transportes, nuestro país se sitúa a la cola de Europa en número de estas viviendas por cada 100 habitantes: España únicamente tiene 0,9 viviendas sociales por cada 100 personas, mientras la media europea es de cuatro y Países Bajos, que lidera la tabla, tiene más de 12. PSOE y Unidas Podemos coinciden en la necesidad de aumentar esta cifra, pero los socialistas rechazan hacerlo a través de la presión a grandes tenedores.

La parte morada del Gobierno también ha propuesto en las negociaciones otras tres medidas complementarias. En primer lugar, obligar por ley a las nuevas promociones de vivienda a ceder una parte para alquiler protegido. Y, además, que la Sareb (el conocido como banco malo) ceda la mayor parte de sus viviendas vacías a las comunidades para que las pongan en arrendamiento social e instaurar un impuesto a las viviendas vacías para desincentivar que los grandes propietarios mantengan casas cerradas sin sacarlas al mercado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento