Siete cosas que un diseñador de interiores nunca tendría en su hogar

Estos elementos suelen encajar muy bien con la decoración de casa.
Estos elementos suelen encajar muy bien con la decoración de casa.
Freepik

Decorar el hogar es una difícil decisión, no solo por estética, sino también porque esta decoración influye en el ambiente y el mensaje que transmite la casa a quienes viven en ella y a quienes la visitan. 

Por ello, la historiadora del diseño Alessandra Wood, vicepresidenta de estilo del servicio de diseño de interiores Modsy, señala para la revista Insider algunos objetos que nunca pondría en las estancias de su hogar como elementos decorativos. 

Siete elementos con los que no debes decorar tu hogar

En primer lugar, los frascos, tarros o botes de cristal, aquellos que se utilizan como elementos decorativos y en los que pueden introducirse diferentes elementos, almacenar productos, colocarse como centros de mesa o en estanterías o, incluso, como dispensadores de jabón, no son una buena opción para la diseñadora.

Tampoco lo son aquellos elementos decorativos que se compran por comprar y que están vacíos de significado. Es muy común que, en una casa, si una estantería se encuentra vacía, se compre algún elemento que pegue con el resto de la decoración y cuyo único fin es rellenar la estantería. Alessandra Wood indica que esto no es recomendable y que cada uno de los elementos decorativos deben tener un significado personal, por ejemplo, el recuerdo de un viaje. 

Por otro lado, los percheros y armarios que dejan la ropa al descubierto serían una buena opción en caso de que siempre estuvieran muy ordenados, una estética diaria muy difícil de mantener. De este modo, la experta señala que lo mejor para la la ropa es optar por un armario cerrado, lo que permite mantener la estancia perfecta sin tener que ordenar la ropa a la perfección todos los días y cada vez que se usa. 

En cuanto al color de las paredes, Wood nunca recomienda utilizar una combinación de negro y rojo. Este último color es muy agresivo y, combinado con el negro, es demasiado llamativo. Además, será difícil salir de esa combinación y ligarla con otros colores a la hora de decorar el resto de la estancia. 

Otro elemento con el que Alessandra Wood nunca decoararía su casa es con flores artificiales. Aunque pueden agregar color y luminosidad a la estancia, estas flores son grandes recolectores de polvo y, por tanto, pasado el tiempo, el efecto conseguido va a ser justo el contrario. 

Las habitaciones en conjunto que poseen la cama, la mesita de noche, el armario y la estantería a juego tampoco son una buena opción para la diseñadora. Aunque sea una forma sencilla y fácil de conseguir la habitación, esta parece sacada directamente del expositor de la tienda de muebles, algo que carece de personaliad. 

También señala las paredes con espejos. Aunque estos elementos pueden conseguir diferentes juegos de luz, la tendencia de cubrir las paredes o los techos con espejos ya está bastante anticuada y puede hacer que el salón parezca más un estudio de danza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento