Piden más de 9 años de cárcel para una acusada de estafar a una mujer a la que cuidó y robar en su vivienda

Una acusada de estafar a una mujer a la que cuidó y robar en su vivienda se enfrentará a una petición de una pena de nueve años y medio de cárcel por parte de la Fiscalía en un juicio que se celebrará este martes en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

La Fiscalía pide nueve años y medio de cárcel para una acusada de estafar a una mujer a la que cuidó y robar en su vivienda a la que se juzgará este martes en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

Según recoge el Ministerio Público en su escrito de acusación, la procesada, R.P.F., realizó labores del hogar en la vivienda de una mujer situada en Pontevedra y la cuidó desde junio de 2017 hasta abril de 2018.

Durante ese periodo, la acusada dispuso de unas llaves del domicilio y tuvo acceso a todas sus dependencias. Además, "debido a la buena relación entre ellas y a la confianza que le profesaba", así como al hecho de que la acompañaba o ayudaba a realizar gestiones bancarias, la mujer a la que cuidaba le facilitó las claves de su tarjeta y su banca 'online'.

La procesada también era consciente de que en el salón de la vivienda se encontraba una caja fuerte en la que se guardaban joyas y objetos de valor y el lugar en el que la mujer guardaba su llave.

Tras la finalización de la relación contractual en abril de 2018 y hasta septiembre de ese año, la acusada realizó visitas regulares a esta persona en su domicilio "con la excusa de llevarle comida o de ver cómo se encontraba" y, aunque le devolvió las llaves, "se quedó con una copia de las mismas" o "se apoderó" de las de la puerta trasera.

REALIZACIÓN DE TRANSFERENCIAS BANCARIAS

Asimismo, "decidió obtener un ilícito beneficio a costa del patrimonio" de la mujer "aprovechándose de las graves dificultades físicas" de esta y "la familiaridad y apego con la misma". Así, entre febrero y abril de 2018, realizó más de una veintena transferencias bancarias desde la cuenta de la víctima para apoderarse de más de 10.000 euros y pagar una trompeta por valor de más de 300 euros.

Adicionalmente, durante el tiempo que trabajó para esta mujer, cuando acudió a visitarla de modo posterior o cuando esta no se encontraba en su vivienda, sustrajo objetos de valor y joyas guardadas en su caja fuerte tras apoderarse de su llave. La víctima descubrió a finales de agosto de 2018 que no disponía de la misma y al abrir la caja con otra llave comprobó que había desaparecido la práctica totalidad de su contenido.

Mientras, la acusada vendió gran parte de los objetos en establecimientos de compraventa situados en Pontevedra, lo que le reportó un beneficio de casi 7.000 euros. Asimismo, entre septiembre de 2017 y marzo de 2018, retiró 23.000 euros de una cuenta bancaria de la víctima, a la que dejó en una situación económica "muy delicada y precaria". Finalmente, la mujer denunció los hechos en mayo y agosto de 2018, pero las joyas y el dinero no han podido ser recuperados.

Por estos motivos, el Ministerio Público ha considerado responsable de un delito continuado de estafa y un delito continuado de robo con fuerza en casa habitada a la procesada, para la que pide nueve años y medio de prisión y una sanción de más de 4.300 euros. También reclama que indemnice a la víctima en unos 50.000 euros en concepto de responsabilidad civil y en las cantidades que se determinen por los daños y perjuicios causados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento