Nueva jornada de protestas contra Bolonia
Las fuerzas de seguridad reducen a un estudiante que agredió a un policía durante la manifestación estudiantil en Madrid. EFE

Los estudiantes españoles han vuelto a manifestarse este jueves para pedir la paralización del Plan Bolonia, que supone la adaptación de la universidad española al Espacio Europeo de Educación Superior.

Los universitarios se han lanzado a la calle en una treintena de ciudades españolas para reivindicar "la universidad pública" ya que entienden que Bolonia supone "una privatización encubierta", según han declarado algunos sindicatos estudiantiles.

En Madrid la policía ha debido intervenir para solventar incidentes aislados
La jornada de huelga
ha incluido manifestaciones y encierros tanto en el ámbito universitario como en las enseñanzas medias.

En Madrid, miles de alumnos han salido a las calles apoyados por algunos profesores. Una vez concluida esta manifestación en la sede del Ministerio de Educación, sin que se produjeran incidentes, un grupo de alumnos se descolgó de la marcha invadiendo la Gran Vía, lo que ha impedido la circulación de vehículos durante unos minutos.

Las fuerzas de seguridad han tenido que intervenir y han detenido a un joven por agredir a un policía durante la marcha en la Gran Vía.

Los estudiantes se encierran en Barcelona

En la Ciudad Condal han sido 6.000 los universitarios que, según la guardia urbana, participaron en una manifestación contra el proceso de Bolonia, que ha finalizado en el campus de la Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), donde unos dos mil jóvenes han tomado el patio interior con el propósito de mantener un encierro.

Un portavoz de la Coordinadora de la Asamblea de Estudiantes (CAE) ha explicado que la intención es ocupar este recinto, al menos hasta el próximo fin de semana, para celebrar allí debates sobre el futuro de la universidad y el calendario de movilizaciones en contra de Bolonia. Este organismo ha cifrado en 15.000 los participantes en la manifestación.

La intención de los manifestantes de encerrarse ha sido evidente cuando, pasadas las 14.00 horas, han empezado a llegar al campus de la Ciutadella carros con kilos de pasta lista para alimentar a decenas de jóvenes.

Durante el recorrido de la manifestación, algunos encapuchados han lanzado globos de pintura contra las fachadas de empresas y establecimientos y otros cinco jóvenes se ha encaramado a un andamio y han colgado un cartel con la imagen del estudiante de la UAB que lleva 18 días en huelga de hambre en protesta por la aplicación de las medidas recogidas para la creación de un espacio único europeo de educación superior.