Cuatro incógnitas que aún existen sobre la vacuna contra el coronavirus

  • Más de 60 millones de personas han recibido ya la vacuna contra la Covid-19 en todo el mundo.
Una investigadora en el laboratorio que desarrolla la vacuna rusa contra el coronavirus Spuntik V
Una investigadora en el laboratorio que desarrolla la vacuna rusa contra el coronavirus Spuntik V
FIDR

El proceso de vacunación contra el coronavirus está en marcha en todo el mundo, lo que según todos los expertos puede ser la clave para acabar con la pandemia que está sacudiendo el planeta. Pero aún quedan algunas incógnitas que resolver.

La BBC ha recogido en un reportaje cuáles son esas principales incógnitas. Según este medio, hasta el 23 de enero ya se habían vacunado más de 60 millones de personas en todo el mundo.

¿Cuánto dura la inmunidad?

La principal incógnita es saber qué grado de inmunidad aporta la vacuna y cuánto dura ésta, aunque ya hay algunos estudios que arrojan algo de luz acerca de esta cuestión.

Según el Instituto de Inmunología La Jolla, en California, las respuestas inmunológicas tras superar la infección por coronavirus permanecieron activas durante al menos unos seis meses.

En cuanto a la vacuna, "es difícil de decir cuánto puede durar la inmunidad porque apenas hemos empezado a vacunar y podría variar según el paciente y el tipo de vacuna, pero quizás entre 6 y 12 meses", opina el doctor Julian Tang, virólogo de la Universidad de Leicester, en Reino Unido.

En cambio, e doctor Andrew Badley, profesor de medicina molecular de la Clínica Mayo en Estados Unidos, es más optimista: "Confío en que los efectos de la vacunación y la inmunidad puedan persistir varios años". "También será importante analizar con detalle los casos de infectados con las nuevas variantes, que no estaban extendidos en los primeros análisis, y observar cómo responden los pacientes tras la vacuna", añade Badley.

¿Es posible contagiarse tras vacunarse?

La respuesta es sí. Y en primer lugar, porque la respuesta inmunitaria no se activa hasta dos o tres semanas después de la aplicación de la primera o única dosis, dependiendo de la vacuna.

"Si te expones al virus un día o una semana después de inyectarte, sigues vulnerable a la infección y puedes transmitir el virus a otras personas", dice Julian Tang.

"Los datos disponibles sugieren que algunos individuos pueden seguir infectándose con covid, aunque sí que tendrían menos cantidad de virus y consecuentemente enferman menos que aquellos que no se han infectado o vacunado. De igual forma, pienso que el virus, una vez vacunado, será más difícil de transmitir", explica por su parte Andrew Badley.

"Este es un virus muy heterogéneo y produce síntomas muy diversos según el paciente. Lo mismo sucederá con las vacunas. Unos tendrán una reacción inmunitaria muy potente que impedirá pronto que el virus se reproduzca en ellos. Mientras que en otros la respuesta no será tan completa y permitirá un poco de reproducción y transmisión", agrega José Manuel Bautista, catedrático del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid, en España.

¿Protegen las vacunas contra las variantes y cepas nuevas?

Esta es una de las principales preocupaciones, porque la tercera ola del coronavirus está siendo marcada por la llamada nueva cepa británica, o también la sudafricana.

Tanto Moderna como Pfizer han asegurado que su vacuna es capaz de contrarrestar las nuevas variantes y cepas del coronavirus surgido en diciembre de 2019 en Wuhan.

"De igual forma, hay que tener en cuenta que aunque las vacunas aprobadas son muy efectivas, no lo son al 100% ante ninguna variante del virus, ni siquiera la original", señala Andrew Badley. "La protección de las vacunas dependerá de lo diferentes que sean las nuevas variantes de las anteriores", explica por su parte Julian Tang.

¿Cuántas dosis y en cuánto tiempo deben administrarse?

Las vacunas de Pfizer, Moderna y Oxford/AstraZeneca se administran en dos dosis. En el caso de las vacunas estadounidenses, deben pasar al menos tres semanas entre la aplicación de la primera y la segunda dosis.

En cambio, Reino Unido reveló que su estrategia es vacunar a la mayor cantidad de gente con la primera dosis, y esperaría hasta tres meses para aplicar la segunda dosis.

La mayoría de la comunidad científica coincide con las tesis de Pfizer y creen que lo recomendable es que pasen 21 días entre la primera y la segunda dosis, es decir, tres semanas. La OMS también apuesta por los 21 días, aunque abre el margen hasta los 28 días y marca el límite máximo en seis semanas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento