El aviso sobre las mascarillas FFP2 de un destacado virólogo alemán

El Ministerio de Sanidad identifica a las mascarillas FFP2 como mascarillas de Equipos de Protección Individual (EPI). Su uso es ampliamente recomendado para profesionales que se encuentren trabajando de cara al público o en contacto con otras personas (centros de día, consultas médicas, etc.). También para aquellos grupos vulnerables, como las personas mayores.
Imagen de una mascarilla FFP2.

La fuerza de la tercera ola del coronavirus ha hecho que en algunos países se haya hecho obligatorio el uso de las mascarillas FFP2, frente a otras como las quirúrgicas o las de tela. Pero estos cubrebocas no son tan efectivos como deberían si no se siguen algunas recomendaciones.

Hendrik Steeck es uno de los principales virólogos de Alemania. Este experto ha concedido una entrevista con el medio Abendzeitung, en la que lanza un importante aviso sobre este tipo de mascarillas.

"Tienes que usarlas correctamente, de lo contrario no dan mucha más protección que otras mascarillas", explica Steeck, que revela que él y su equipo trabajan con este tipo de cubrebocas, así como con las del tipo FFP3.

"Para mí, el principal problema es que muchas clínicas ni siquiera pueden proporcionar estas mascarillas a todos sus empleados. En este contexto, no creo que sea sensato que toda la población usen ahora estas mascarillas, aunque no estén expuestos a un mayor riesgo de infección", explicó Steeck al medio bávaro.

En cambio, esta misma semana, Joseph G. Allen, profesor asociado y director del programa Healthy Buildings de la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard, defendió el uso de las mascarillas FFP2 entre la población y, además, dio unos consejos en cuanto a su utilización.

"La mascarilla debe pasar por encima del puente de la nariz, bajar alrededor de la barbilla y quedar al ras contra las mejillas", dice Allen.

Cada vez que se coloque una mascarilla, realice una 'verificación de sellado del usuario'", indica. Para ello, basta con colocar "las manos sobre la mascarilla para bloquear el aire que la atraviesa" y, después, exhalar suavemente.

Si la mascarilla está bien colocada, no se debe sentir que el aire sale por un lado o sube hacia los ojos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento