La Fiscalía recurre la absolución de Villarejo por denunciar al exjefe del CNI

El comisario Villarejo declarando en el juicio.
El comisario Villarejo declarando en el juicio.
TSJM

La Fiscalía de Madrid ha recurrido la sentencia que absolvió a José Villarejo de injuriar y presentar una denuncia falsa contra el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán al considerar que la actuación del excomisario dañó su honor porque le imputó unos hechos con "temerario desprecio hacia la verdad".

El excomisario de Policía salió absuelto recientemente de su primer juicio, aunque continúa en prisión preventiva investigado por la Audiencia Nacional en casi una treintena de piezas abiertas por presuntas actividades ilegales de espionaje.

La Fiscalía pedía en un principio dos años de cárcel para él, pena que rebajó a la mitad al final del juicio tras escuchar la versión en la que la empresaria y examiga del rey emérito Corinna zu Sayn-Wittgenstein respaldaba a Villarejo. Esa declaración motivó que el fiscal retirase el delito de calumnias apostando únicamente por el de denuncia falsa.

Pero el magistrado del Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid eximió a Villarejo de toda responsabilidad tanto en ese delito como en el de injurias por el que le acusaba la Abogacía del Estado, de modo que ahora el ministerio público ha decidido recurrir la sentencia ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Villarejo se sentó por primera vez en el banquillo por dos motivos: una denuncia de 2017 en la que atribuía al exjefe del CNI haber filtrado a la prensa una foto suya de la que, dice, fue una operación antiterrorista; y unas declaraciones en televisión donde afirmaba que Sanz Roldán había amenazado de muerte a Corinna Larsen.

La Fiscalía centra su escrito en el primer episodio y argumenta que el delito de denuncia falsa, además de afectar a la Administración de Justicia, también ataca el honor de Sanz Roldán ante la falsa imputación de unos hechos que de ser ciertos serían constitutivos de delito.

El juzgado ya rechazó esa idea al considerar que ese honor "no se vio afectado" porque ni siquiera fue llamado a declarar ya que los tribunales rechazaron admitir a trámite la denuncia, es decir, no se llegó a iniciar una investigación.

Y aunque dijo no querer entrar en si esas imputaciones eran o no ciertas, estimó que no se había acreditado que Villarejo supiese que los hechos que atribuía a Sanz Roldán eran falsos dado que "no aparece como totalmente absurdo, descartable, o fruto de la particular ideación del acusado, el relato de hechos que expuso en la denuncia".

Villarejo denunció a Sanz por colaboración con terroristas

Discrepa, sin embargo, la Fiscalía, que recuerda que Villarejo denunció a Sanz Roldán por delitos de la entidad de descubrimiento y revelación de secretos oficiales y de la colaboración con organizaciones terroristas, algo que publicaron distintos medios de comunicación.

Recuerda que Villarejo declaró en el juicio que atribuyó a Sanz Roldán o a alguien autorizado por él la filtración de la foto en la que aparecía bajando de un avión en el aeropuerto de Melilla porque él era el máximo responsable del CNI y "el que llama a los medios de comunicación", entre otras razones.

Una afirmación, en opinión del fiscal, realizada "sin tener acreditado tal extremo, ni tampoco ninguna prueba, ni indicio en tal sentido" y que, por tanto, entra dentro del requisito para que haya un delito de denuncia falsa: que se imputen unos hechos con "conocimiento de la falsedad", o al menos, en el "temerario desprecio hacia la verdad". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento