EH Bildu pide la dimisión de Sagardui por "mentir" sobre las vacunaciones y por "ensuciar" la imagen de Osakidetza

La parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera ha reclamado este jueves la dimisión de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, al considerar que no puede permanecer "ni un minuto más" en el cargo por haber "manchado gravemente" la imagen de Osakidetza y por "mentir" en torno a las irregularidades en la vacunación contra el coronavirus detectadas en algunos centros del Servicio Vasco de Salud.
Rebeka Ubera
Rebeka Ubera
PARLAMENTO VASCO-EUSKO LEGEBILTZARRA

Ubera, que ha comparecido ante los medios de comunicación en una rueda de prensa en el Parlamento Vasco, ha reclamado, asimismo, la dimisión de la directora general del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza, Rosa Pérez.

La parlamentaria de EH Bildu ha asegurado que las explicaciones ofrecidas este pasado miércoles en torno a este asunto por Sagardui la han dejado "perpleja". "Es increíble lo que ha pasado con la vacunación, es muy triste", ha manifestado.

"DESCONTROL ABSOLUTO"

Ubera considera que ha quedado "claro" que la consejera "ha mentido y ha ocultado información". Además, ha denunciado que los casos de directivos sanitarios y de personal ajeno a Osakidetza que ha recibido la vacuna antes de lo que les correspondía, demuestran el "descontrol absoluto" que existe en la campaña para la administración de este fármaco.

"Lo de Santa Marina es de no creer", ha afirmado, en referencia al hospital bilbaíno en el que se ha vacunado a toda la plantilla e incluso a personal ajeno al centro, incluidos ocho religiosos y sindicalistas.

Ubera se ha referido a los mensajes que han salido a la luz, que reflejan conversaciones entre Sagardui y Pérez con el dimitido director de Santa Marina, José Luis Sabas. A su juicio, estos mensajes -en los que se habla del proceso de vacunación- demuestran que la consejera "no dijo la verdad" cuando afirmó que "no había dado permiso para vacunar a toda la plantilla" de ese centro.

"LES PARECIÓ CORRECTO"

"La consejera dijo que el equipo directivo de Santa Marina no tenía permiso para vacunarse. Hoy sabemos, porque los 'whatsapp' así lo demuestran, que la directora general de Osakidetza, y por lo tanto también la consejera, sabían que la dirección de Santa Marina se había vacunado, y que les pareció correcto", ha denunciado.

Ubera ha manifestado que, "cuando estalló la polémica", se trató de atribuir "todas las responsabilidades" a Sabas. "La consejera intentó quitarse todas las responsabilidades, y ayer señaló a la dirección de Osakidetza y a la dirección de la OSI [Organización Sanitaria Integrada]".

"ESPECTÁCULO NEFASTO"

La representante de la coalición soberanista ha lamentado que lo ocurrido en torno a las vacunaciones irregulares "haya sido todo una verbena". Rebeka Ubera ha denunciado que las vacunas se han repartido "sin ningún control", y que se ha ofrecido un "espectáculo nefasto".

Además, ha criticado que en un momento en el que los ciudadanos necesitan "certezas" y "confianza" en las instituciones, la consejera "ha roto esa confianza y ha manchado gravemente la imagen de Osakidetza".

"En un tema tan delicado, es inadmisible actuar con semejante frivolidad y descontrol", ha añadido, tras lo que ha advertido de que "no basta" con afirmar que se ha producido una "falta de coordinación" o que todo se debe a un "error".

Ubera ha explicado que en una situación como la que plantea la pandemia, es "mas necesario que nunca" que los ciudadanos confíen en las autoridades sanitarias, motivo por el que es "imprescindible" que la asunción de responsabilidades por parte de la consejera "se materialice en actuaciones concretas y tangibles".

A su juicio, la consejera y la directora de Osakidetza "han perdido toda la credibilidad". "Por mentir, por el descontrol en la campaña de vacunación, por la falta de transparencia y por ensuciar la imagen de Osakidetza, la señora consejera y la directora general tienen que dimitir; no pueden estar ni un minuto más en su cargo", ha advertido.

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Rebeka Ubera también se ha referido a la propuesta planteada por Elkarrekin Podemos-IU para la constitución de una comisión de investigación en torno a este caso, una medida que la coalición progresista no puede impulsar sin el apoyo de otros grupos.

La representante de EH Bildu ha afirmado que los datos sobre las vacunaciones irregulares "son claros y objetivos", y que lo que ha ocurrido "es evidente". Por ese motivo, ha afirmado que "lo que toca ahora es la asunción de responsabilidades" por parte de la consejera de Salud y de la directora general de Osakidetza. "En este momento toca esto", ha insistido.

En todo caso, ha afirmado que si este caso adquiere "otra dimensión" y es necesario investigar "otras cuestiones", EH Bildu "no descarta" apoyar la creación de una comisión de investigación parlamentaria en torno a este asunto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento