¿Quién puede deducirse los gastos por teletrabajo? Un asalariado sí, pero un autónomo no

  • Aclaración de la Dirección General de Tributos a los autónomos.
  • Lo ha denunciado ATA, que pide ahora una rectificación urgente.
Un hombre teletrabajando
Un hombre teletrabajando
Adecco Group/Twitter - Archivo

El teletrabajo ya estaba aquí, aunque fuera de manera residual, pero la pandemia lo ha confirmado y disparado. Según el INE, más de 3 millones de españoles teletrabajan de manera habitual y el número de empresas que ofrecen esta opción se ha multiplicado por 8 en solo 10 meses.

Así, la Ley del Teletrabajo entró en vigor en octubre. Desde ese momento quedó escrito en el BOE que el teletrabajo es voluntario para el trabajador y para la empresa; tiene carácter reversible; y requiere de un acuerdo por escrito firmado.

De entre los muchos aspectos que se recogen hay uno que ha levantado polémica. ¿Quién puede deducirse los gastos por teletrabajo? La respuesta es sencilla: un asalariado puede, pero un autónomo, no. El disgusto, claro, está siendo mayúsculo entre los trabajadores por cuenta propia.

Hace unas fechas, una autónoma preguntó a la Dirección General de Tributos sí podía deducirse los gastos de suministros de su domicilio particular (básicamente, internet y luz, etc) ya que, por culpa del confinamiento, había desarrollado en su casa un trabajo que generalmente hacía en su local.

Y la Dirección General de Tributos le ha dicho que no, que no puede deducirse esos gastos extra en suministros ocasionados por teletrabajar por tratarse de una circunstancia ocasional y excepcional.

Un asalariado sí puede

La decisión sorprende porque los trabajadores asalariados sí pueden deducirse estos gastos extras producidos en el domicilio. Y también porque la ley del IRPF sí habla de que un autónomo puede deducirse esos gastos.

ATA, la Asociación de Trabajadores Autónomos, recuerda que según la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, los trabajadores por cuenta propia pueden deducirse el 30% de los gastos de la vivienda cuando ésta se utiliza como espacio de trabajo.

ATA ha denunciado esta situación y reclama una “rectificación urgente" de este error de la Hacienda pública, que considera “incomprensible y discriminatorio".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento