Todo sobre la 'Nasa catalana': su primera misión, objetivos, presupuesto, naves...

La estrategia catalana para lanzar nanosatélites al espacio a partir de marzo.
La estrategia catalana para lanzar nanosatélites al espacio a partir de marzo.
Carlos Gámez

El pasado 12 de enero, el Govern catalán tiró adelante la memoria preliminar del anteproyecto de ley para la creación de la Agencia Espacial de Catalunya, o 'Nasa catalana', un órgano promovido por el Departament de Polítiques Digitals de la Generalitat, al frente del cual se encuentra el conseller Jordi Puigneró, y que se enmarca dentro de la conocida como Estrategia NewSpace.

"La Agencia implementará la política de desarrollo económico nacional del espacio y será la entidad de referencia para los agentes públicos y privados en todo lo relacionado con el sector espacial en el país", informó la Generalitat en un comunicado.

Puigneró ha confirmado este miércoles la primera misión de este organismo: el lanzamiento de un primer nanosatélite al espacio que se hará realidad el próximo 20 de marzo desde Kazajistán (a las 07.07 hora española). Con este lanzamiento, el ejecutivo catalán quiere impulsar la tecnología 5G y el Internet de las Cosas. El cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, es la primera base espacial construida en el mundo y actualmente es una de las más ocupadas por la actividad de apoyo que está dando a la Estación Espacial Internacional. 

Este miércoles se ha firmado en la sede de Polítiques Digitals los contratos para el diseño, construcción, lanzamiento y posterior explotación de los datos que proporcionen los primeros dos nanosatélites que la Generalitat pondrá en órbita. 

Basada en nanosatélites

La Estrategia NewSpace se aprobó el pasado 27 de octubre "para impulsar un nuevo sector económico de alto valor añadido generador de oportunidades, de crecimiento económico y de empleo" mediante el uso de nanosatélites (satélites más pequeños y más baratos y que orbitan a baja altura).

Los nanosatélites son satélites más pequeños y más baratos y que orbitan 
a baja altura

Fuente de 1.200 empleos

El nuevo marco jurídico generado con esta estrategia espacial ayudará al consumo de nuevos servicios de datos por parte del sector público catalán y a la suma de empresas y masa crítica al sector NewSpace, "con el objetivo de que genere efectos positivos en el PIB, sea fuente de empleo y permita desarrollar nuevo conocimiento". La previsión es generar 1.200 puestos de trabajo y obtener una facturación cercana a los 300 millones de euros en un plazo de tres a cuatro años vista, es decir, hasta como máximo 2025.

18 millones de euros en cuatro años

La inversión inicial del Govern pasa por destinar 2,5 millones de euros este año, a la puesta en órbita dos primeros nanosatélites, con el objetivo de mejorar la conectividad y observar la tierra. El presupuesto total estimado es de 18 millones de euros a repartir en cuatro años que podrían cofinanciarse con fondos europeos NextGenerationEU. Al menos 10 millones de euros se dedicarán al “puerto espacial”y cerca de otros 10 millones serán para el centro de propulsión.

"El nanosatélite supone una democratización del espacio y que no haga falta ser Estados Unidos para enviar satélites al espacio" (Jordi Puigneró, conseller de Polítiques Digitals)

Críticas de la oposición 

El anuncio de la creación de la Agencia Espacial de Catalunya generó críticas procedentes de la oposición, que cuestionó la conveniencia de poner en marcha un proyecto de estas características en plena crisis sanitaria y epidemiológica del coronavirus. 

"El espacio es como las aguas internacionales"

Puigneró se defendió de las acusaciones de posible invasión de comptencias con el Gobierno central, asegurando que los nanosatélites se limitan a la atmósfera terrestre. “El espacio es como las aguas internacionales”, ya que los estados tienen jurisdicción hasta los 50 kilómetros de altura, indicó.

“Decirles a estos críticos que les continuaremos dando más trabajo porque este es uno de los primeros anuncios y vendrán más“. “Siento decepcionarles, no tenemos ninguna intención de enviar un astronauta al espacio más que nada porque estamos hablando de nanosatélites; aquí no cabe nadie”, respondió el conseller a las voces críticas.

“Siento decepcionarles, no tenemos ninguna intención de enviar un astronauta al espacio más que nada porque estamos hablando de nanosatélites"

Los nanosatélites 

Su coste ronda el millón de euros y su peso no suele superar los 10 kilos en comparación con los satélites tradicionales. Su vida útil es inferior: de unos cuatro años y vuelan a una órbita de unos 2.000 kilómetros, mucho menor que los 32.000 kilómetros de un satélite al uso. Para Puigneró, todas estas ventajas de la tecnología del nanosatélite supone una "democratización del espacio y que no haga falta ser Estados Unidos para enviar satélites al espacio".

Los dos primeros lanzamientos

El primer nanosatélite, que se lanzará al espacio el 20 de marzo, dará servicios de conectividad de Internet de las Cosas (IoT) a todo el territorio catalán. El satélite está desarrollado por Sateliot y fabricado por Open Cosmos.

Sateliot se ha adjudicado por un importe de 574.750 euros la construcción del nanosatélite 3U (de tres unidades) que permitirá la comunicación y la obtención de datos de sensores ubicados por toda Cataluña, incluso en zonas sin cobertura de telecomunicaciones terrestres convencionales. 

Características de la NASA 'catalana'.
Características de la NASA 'catalana'.
CARLOS G. KINDELÁN

El segundo nanosatélite en lanzarse estará dedicado a la observación de la tierra y dará información esencial para la lucha contra el cambio climático. La empresa Open Cosmos se ha adjudicado por un importe de 1.724.250 euros la construcción de un nanosatélite de 6U (seis unidades) para obtener imágenes desde el espacio en diferentes bandas espectrales para el estudio del territorio. Este segundo nanosatélite está previsto que salga al espacio a mediados del año que viene, 2022. Enviará imágenes de la Tierra que "serán procesadas para monitorizar efectos de cambio climático, control forestal o incendios", ha apuntado este miércoles el primer ejecutivo de Open Cosmos, Rafel Jordà. 

La gestión y control de ambos nanosatélites se hará desde la Ground Station (estació terrestre de control) ubicada en el Observatori Astronòmic del Montsec (OAdm), en Sant Esteve de la Sagra, en la comarca del Pallars Jussà. Los datos obtenidos los explotará en primera instancia la Generalitat para, posteriormente, ofrecerlos a universidades, centros de investigación, centros tecnológicos y empresas.

Los bautizarán los niños

Los dos nanosatélites recibirán el nombre que escojan niños catalanes en colaboración con el programa de televisión infantil InfoK del Canal Super3. Este convocará un concurso para que los pequeños les pongan nombre. 

Misiones desde el aeropuerto de Lleida-Alguaire

El aeropuerto de Lleida-Alguaire acogerá un centro para misiones de vuelo suborbital (SpacePort) y un centro de propulsión para cohetes-lanzadera directamente al servicio de la 'Nasa catalana', destacó el conseller el pasado diciembre. Cataluña también albergará un parque empresarial con centro educativo para empresas tecnológicas espaciales. Para Puigneró, Cataluña “no será social” mientras no esté conectada “desde el espacio”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento