Qué son los pulsioxímetros y cómo controlar el porcentaje adecuado de oxígeno en sangre en casa

Los investigadores han utilizado la medición del ritmo cardíaco para predecir el coronavirus.
Algunos dispositivos 'wearables' incorporan esta función.
Freepik

Un pulsioxímetro es un dispositivo que se utiliza en el ámbito sanitario para monitorizar los niveles de concentración de oxígeno en sangre de forma no intrusiva. Así, "informa de la cantidad de sangre oxigenada que están enviando nuestros pulmones al cuerpo", explican desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)

Algunas personas que sufren problemas o enfermedades crónicas respiratorias suelen tener este tipo de elementos en el hogar para mantener un control adecuado. Aunque los aparatos profesionales, bajo supervisión médica, son los más indicados para observar estos niveles, lo cierto es que algunos dispositivos electrónicos, como los relojes inteligentes, incorporan un pulsioxímetro.

¿Cuáles son los niveles adecuados?

En este sentido, ¿cómo podemos analizar los resultados del pulsioxímetro? Una persona sana sin patologías previas debe tener un nivel de oxígeno en sangre entre el 95% y el 100%. En el caso de tener un porcentaje inferior podría indicar que existe algún problema respiratorio, por lo que tendría que acudir al médico para su evaluación. 

Respecto a los pulsioxímetros médicos, uno de los aspectos más relevantes es "que miden la longitud de onda por medio de infrarrojos". Esto quiere decir que, "en función de la forma en que la luz infrarroja pase por el dedo, el dispositivo puede analizar nuestro nivel de oxígeno en sangre", añaden desde la OCU.

¿Cómo se utilizan los pulsioxímetros incorporados en 'wearables'?

Actualmente es posible encontrar diferentes pulsioxímetros en el mercado, como aquellos que están incorporados en las pulseras de actividad o relojes inteligentes. Pero, ¿cómo funcionan? Estos dispositivos "determinan desde la muñeca el porcentaje de saturación de oxígeno en sangre". La OCU ha llevado a cabo una prueba con una selección de relojes que tienen pulsioxímetro para comprobar si son tan fiables como los aparatos médicos profesionales. 

Para ello, contaron con un panel de usuarios con edades comprendidas entre los 18 y los 55 años que "estaban en reposo y no realizando una actividad deportiva". Todas las mediciones se realizaron en el rango de 95%-100% de saturación y "en el dedo índice de la misma mano se colocó el pulsioxímetro profesional para contrastar los resultados", explican.

Así, uno de los principales problemas es que "en algunos casos no se consiguieron tomar medidas con el dispositivo de actividad". Según la organización, "la precisión de los relojes no es buena, pues sus medidas tomadas en la muñeca y no en el dedo no coinciden con las del pulsioxímetro profesional" aunque la desviación en el rango establecido es reducida.

De esta manera, estos relojes no pueden sustituir a los aparatos profesionales para medir la concentración de oxígeno en sangre aunque, recalcan, si el resultado es inferior al 95% "puede servirte como posible alerta para consultar con un profesional".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento