La Policía interviene en Ecuador un centro que puso vacunas falsas contra la COVID-19 a unas 70.000 personas

Personal sanitario prepara la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19.
Una dosis de una vacuna contra la COVID-19, en una imagen de archivo.
QUIQUE GARCÍA / EFE

La Policía de Ecuador intervino este martes en Quito un centro que ofertaba "vacunas" falsas contra el coronavirus, y en el que se habrían suministrado hasta 70.000 dosis de un medicamento que no tenía ninguna validez sanitaria ni institucional.

En el momento de la intervención, como detalla El Universo, varias personas estaba acostadas en camillas cubiertas con sábanas en un sitio que se describía ante las autoridades como un "spa y centro de masajes de adelgazamiento".

El lugar ha sido clausurado por la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess) por no contar con permisos para funcionar como centro médico y por la Agencia Metropolitana de Control por no contar con los permisos de funcionamiento vigentes.

"Hemos verificado in situ denuncias ciudadanas que indicaban que en este lugar se habrían vacunado unos 70.000 ciudadanos", explicó el secretario general de Seguridad de Quito, César Díaz, mientras que cada uno de los pacientes que acudían "tenía que recibir tres dosis a un costo de 15 dólares (unos 12 euros) por dosis".

Díaz indicó que, por el momento, se desconoce el tipo de fórmula que se inyectaba a las personas de manera clandestina en el centro de salud clausurado, aunque ya hay una investigación en curso para esclarecerlo, ya que han confiscado cajas con el líquido con el que inoculaban a los pacientes.

La persona que atendía el centro aseguraba ser "especialista en medicina alternativa", aunque en el operativo se constató que no posee ningún título que avale dicho conocimiento.

Vacunación oficial con polémica

En contraposición, y con las vacunas aprobadas por las autoridades correspondientes, el Ministerio de Salud del país empezó el pasado jueves una primera etapa de la estrategia de vacunación, con un primer lote de 8.000 dosis de la vacuna Pfizer.

No obstante, esta vacunación tampoco ha estado exenta de polémica, ya que se ha acusado a varios cargos, entre ellos al ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, después de que se conociera que cientos de vacunas habían llegado a un centro de mayores privado, que no entraba en la lista prioritaria de esta primera fase, donde residen y trabajan varios familiares suyos.

Después de que este martes el Defensor del Pueblo solicitara al presidente, Lenín Moreno, la destitución de Zevallos, la Asamblea del país votó a favor de esa destitución.

Con 121 votos a favor y cuatro abstenciones, la Asamblea aprobó un proyecto que busca la salida del titular de Salud por el manejo de la vacunación, mientras que sectores de la oposición ya han anunciado que presentarán juicios políticos y han pedido la comparecencia de Zevallos en el pleno para que de explicaciones.

Según las últimas cifras proporcionadas por el Ministerio de Salud, un total de 242.146 ecuatorianos han sido diagnosticados con coronavirus, de los cuales 204.071 han logrado sobreponerse al virus, mientras que ya hay 10.007 muertes confirmadas y otros 4.661 decesos probables.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento