Plantas de exterior: 10 árboles que puedes plantar en tu terraza

Arce japonés.
Arce japonés.
Wikipedia / Rüdiger Wölk

Los árboles en el exterior del hogar son una muy buena opción para decorar, pero también para dar sombra durante los meses de verano, conseguir intimidad en el jardín, llenar el exterior de color durante los meses de floración o dar un toque elegante y robusto al ambiente. 

De este modo, es necesario elegir bien las variedades de árboles que se quieran poner en la terraza, teniendo en cuenta las necesidades de cada uno de ellos. 

10 árboles para el jardín

El magnolio es un árbol que se convertirá en el centro de todas las miradas si se consigue que crezca sano y fuerte. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, aunque puede alcanzar hasta 30 metros de altura, necesita climas cálidos y un sustrato específico. Además, su crecimiento es lento, por lo que habrá que tener paciencia con él. 

El manzano es otro de los árboles recomendados para los jardines, sobre todo, en aquellos en los que el invierno es frío, ya que aguantan bien las heladas al tratarse de una especie rústica. Sin embargo, hay que saber que requiere bastante luz solar durante varias horas al día. 

También se puede optar por plantar en la terraza un olivo, ya que sus necesidades y cuidados son fáciles, incluso para aquellos principiantes de jardinería. Es perfecto para dar sombra y con él se conseguirá dar al jardín un ambiente rústico. 

Elegancia, ambiente rústico y el exotismo de las hojas del arce japonés hará que del jardín un espacio agradable y bonito. Puede llegar a medir 10 metros cuando se dan las condiciones adecuadas para ello y, además, al ser un árbol de hoja caduca, estas se tiñen de color rojizo antes de caer.

Para las terrazas o jardines con poco espacio, el almendro es un árbol relativamente pequeño que no supera más de 4 metros de altura. Sin embargo, su floración hace de este un elemento decorativo perfecto para todos los espacios. Hay que saber que necesita mucha luminosidad para que pueda crecer y florecer. 

El naranjo o el limonero son otros dos árboles frutales, esta vez de cítricos, que no pueden faltar en ningún jardín. Aunque sea un espacio pequeño, estos árboles se pueden plantar incluso en macetas. Lo único que hay que tener en cuenta es que crecen mejor en climas cálidos, ya que no soportan las bajas temperaturas. 

El ciprés es un árbol de hoja perenne, un clásico en cualquier jardín que dará elegancia y permitirá, al tratarse de una conífera, usarlo como arbusto para proteger el jardín o terraza de miradas del exterior. 

Otros dos árboles clásicos son el nogal y el olmo. Por un lado, el nogal puede crecer a diferentes temperaturas y en variedad de suelos, aunque no soporta las heladas. El olmo necesita mucho sol y, durante los meses de verano, habrá que aumentar la frecuencia de riego. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento