Las suculentas, ¿son plantas de interior o exterior?

Aloe vera.
Aloe vera.
Wikipedia / GFDL

Las suculentas son un tipo de planta muy común entre los amantes de la jardinería, no solo por su resistencia, sino también porque se pueden tener tanto en interior como exterior, ya que crecen en casi cualquier sitio

Además, existen muchas variedades de suculentas, unas más conocidas que otras, pero todas ellas tienen en común la facilidad de los cuidados que requieren. La Sanseviera es muy común, así como el Aloe vera son dos ejemplos muy conocidos.

¿Las suculentas son para el interior o el exterior?

Como se ha indicado, estas plantas pueden ser tanto de interior como de exterior, aunque hay algunas variedades que aguantan mejor en el exterior y otras que es mejor tenerlas dentro de casa. Esta diferencia radica, sobre todo, en las necesidades de luz de la planta. 

Por ejemplo, el Aloe vera, una de las plantas suculentas más conocida, es perfecta para el interior del hogar, sobre todo, durante los meses de invierno. Agradece el sol y no tolera el frío ni mucho menos las heladas. Por ello, en el interior estará resguardada de los cambios de temperatura, aunque habrá que buscarle una ubicación luminosa.

Por otro lado, la Sanseviera también está recomendada para el interior por el mismo motivo, además de que es una de las plantas perfectas para purificar el aire. Sin embargo, en climas cálidos, puede mantenerse en el exterior todo el año, ya que necesita mucha luz. De hecho, tolera temperaturas de hasta 40ºC de máxima. Como mínimo, puede estar a -5ºC, siempre que estas bajas temperaturas no sean algo habitual.

La Echeveria también está indicada para el interior del hogar, ya que no soporta las bajas temperaturas y, además, necesita luminosidad pero sin que le dé el sol directamente. Por ello, colocada en un espacio luminoso del interior y sin excederse con el riego, al igual que con el resto de suculentas, puede crecer correctamente.

En rasgos generales, las suculentas de color verde o amarillo suelen estar más recomendadas para interiores, aunque todo depende de la variedad concreta. Lo fundamental es saber que las características de estas plantas son muchas veces comparadas a las de los cactus, sobre todo, en lo que se refiere al riego. Sus necesidades de agua son escasas y todas ellas necesitan abundante luz, aunque algunas no soportan el sol directo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento