Por qué no deberías lavar estos alimentos antes de cocinarlos

Al igual que con el pollo es mejor no lavarlos, ya que con el agua podrían perder nutrientes, sabores y aromas. Para evitar una intoxicación, lo mejor es cocinar bien estos alimentos.
No hay que lavar los filetes de cerdo, ternera o pollo.
Pixabay/StelaDi

La higiene en la cocina a la hora de preparar platos, limpiar los utensilios y almacenar los alimentos es fundamental para evitar intoxicaciones alimentarias. Sin embargo, un exceso de limpieza también podría ser perjudicial en ocasiones, como cuando se lavan algunos alimentos antes de consumirlos.

La Organización de Consumidores y Usuarios desaconseja lavar con agua algunos alimentos antes de cocinarlos, una costumbre que tienen muchas personas y que podría ser contraproducente tanto por motivos de salud como por motivos gastronómicos. 

¿Por qué no se deben lavar estos alimentos?

En primer lugar están los huevos. Lavar los huevos por fuera antes de cascarlos y cocinarlos es todo un error. La explicación está en que, en ocasiones, los huevos pueden tener en la cáscara suciedad y gérmenes. Esta cáscara se caracteriza por ser porosa, pero posee una fina capa de cutícula que evita que los gérmenes pasen al interior. Por ello, al lavar el huevo, se elimina esta protección y las bacterias podrían entrar en el interior. De este modo, se desaconseja lavar los huevos antes de guardarlos y antes de cocinarlos. 

La carne de pollo, otro producto típico en todas las cocinas, es otro de los alimentos que no hay que lavar antes de cocinarlo, una costumbre que también tiene interiorizada mucha gente, ya que esto podría aumentar el riesgo de toxiinfección alimentaria. Lo mismo sucede con la carne de cerdo y de ternera que, además, pierden sus sabores y nutrientes con el agua. 

Para evitar una intoxicación con la carne lo hay que hacer es cocinarla bien, hasta que esté completamente hecha y no se vea cruda. Además, la contaminación cruzada es peligrosa. No se deben usar los mismos utensilios para diferentes productos si no se han lavado antes. 

También las setas, silvestres o cultivadas, son uno de los productos que hay que evitar lavar con agua, ya que pierden su aroma y su sabor. El exceso de agua hace también que se modifique su textura al cocinarlas. Por ello, es mejor pasarles un trapo húmedo y recortar las zonas más sucias o dañadas.

Las verduras que se compran en bolsa, como las ensaladas o las acelgas, suelen venir ya lavadas con un desinfectante para evitar patógenos, por lo que no tienen ningún sentido lavarlas de nuevo con agua antes de utilizarlas en nustros platos. 

Alimentos que sí se deben lavar

Estos son algunos de los alimentos que, por el contrario, la OCU sí que recomienda lavar antes de cocinarlos: 

  1. Los pescados con vísceras, para limpiar los restos de las tripas.
  2. Las frutas y verduras sin envasar y que vayas a consumir con piel o en crudo.
  3. Las patatas peladas y troceadas, sobre todo si vas a freírlas. De esta forma, eliminas algunos de los azúcares y reduces la formación de acrilamida.
  4. El arroz, para eliminar el almidón superficial y que el grano quede más suelto. Aunque esto dependerá del plato que vayas a preparar.
  5. Las legumbres es recomendable ponerlas a remojo, así se les quitan algunos de los componentes que producen más flatulencias y se facilita su cocción.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento