¿Debe confinarse Pedro Sánchez después del positivo de su mano derecha?

Pedro Sánchez, antes de empezar el debate junto a Iván Redondo.
Pedro Sánchez, antes de empezar el debate junto a Iván Redondo.
20minutos | EFE/Juan Carlos Hidalgo

El director de Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo, ha dado positivo en COVID-19 este lunes. No tiene síntomas, se encuentra bien y, como marca el protocolo, permanecerá aislado. Sin embargo, ¿qué pasa ahora con Pedro Sánchez? ¿Debe confinarse después del contagio de su mano derecha? ¿O, por el contrario, puede continuar con su agenda?

Según la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19 del Gobierno de España, los contactos estrechos de los positivos deben guardar cuarentena durante los 10 días posteriores al último encuentro con un caso confirmado. Además, siempre que sea posible se realizará una prueba diagnóstica de infección activa cercana a la finalización de este aislamiento. 

¿Pero qué se considera contacto estrecho? Se clasifica como tal a cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un infectado o haya tenido acceso sus secreciones y fluidos. También entra dentro de esta categoría quien haya estado en el mismo lugar que un positivo, a una distancia menor de 2 metros y durante un tiempo total acumulado de más de 15 minutos en 24 horas. 

Asimismo, el protocolo establece que el periodo que se debe considerar para localizar a los contactos estrechos será desde dos días antes del inicio de síntomas hasta el momento en el que el caso es aislado. En los asintomáticos confirmados por prueba diagnóstica, se buscarán desde las 48 horas previas a la fecha de la toma de la muestra para diagnóstico.

¿Es este el caso de Sánchez? A falta de conocer mayores detalles, la información facilitada por la Moncloa explica que Redondo "no había mantenido contactos estrechos profesionales en las últimas 48 horas", lo que puede llevar a pensar que el presidente del Gobierno no necesitará someterse al aislamiento.

Cuarentena en diciembre

Sánchez ya tuvo que guardar cuarentena durante diez días el pasado diciembre después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, diera positivo en COVID-19 y al haber sido, entonces sí, contacto estrecho del dirigente galo. En aquella ocasión, a pesar del resultado negativo de la PCR que se le realizó, el líder del Ejecutivo español tuvo que aislarse, tal y como marca el protocolo.

Esa vez, Sánchez suspendió toda su agenda, no participó en ningún acto y tuvo que permanecer en aislamiento domiciliario -"preferentemente en una habitación individual"- hasta la Nochebuena, pues el contacto con Macron se había producido el 14 de diciembre. Durante ese tiempo, se le realizó el seguimiento pertinente para vigilar su estado de salud.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento