Sanidad alerta de la situación "crítica" y de "muy alto impacto" en muchos hospitales

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón
RRF

La tercera ola de la pandemia de COVID-19 mantiene a los hospitales bajo una altísima presión y ha llevado a muchos de ellos a una "situación crítica de muy alto impacto", según ha informado este lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

"La ocupación hospitalaria y en las UCI es la más alta desde que pasamos la primera ola en abril, aunque las diferencias son sustanciales. No tiene nada que ver, pero es una situación crítica de muy alto impacto, hay que intentar controlar la transmisión", ha afirmado Simón en su rueda de prensa bisemanal.

En este sentido, el epidemiólogo enfatiza que la situación actual "no es ni muchísimo menos equiparable a la primera ola, cuando los hospitales estaban dedicados al 100% a la COVID", aunque reconoce que sí es más grave que la de la segunda. 

Además, el director del CCAES ha hecho hincapié en la difícil coyuntura en la que se encuentran las Unidades de Cuidados Intensivos, después de un "incremento muy rápido y muy agudo" de casos después de Año Nuevo. Por eso, es necesario doblegar la curva a la mayor velocidad posible, para evitar la saturación de estos servicios.

"Si no conseguimos una velocidad de descenso rápida, vamos a tener un sistema sanitario en una situación muy crítica, si no lo está ya", ha advertido, en un día en el que el Ministerio de Sanidad haya notificado 93.822 nuevos contagios desde el viernes y una incidencia acumulada de 884 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

Y ha insistido: "Las UCI no pueden soportar mucho más de lo que están soportando. Hay que hacer un esfuerzo por incrementar las medidas de control hasta que las UCI vuelvan a una situación razonablemente aceptable".

En esta línea, Simón ha incidido en que la transmisión del virus se puede reducir "muy rápido con muchas medidas" y no solo con un confinamiento domiciliario, que considera que "en muchas comunidades autónomas" se está aplicando "de facto", al haber "muy pocos incentivos para salir de casa".

No obstante, el epidemiólogo ha estimado que el pico de la curva ya ha pasado y se alcanzó el fin de semana de los días 16 y 17 de enero. "Parece que estaríamos empezando a descender desde hace unos días", ha afirmado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento