Las citas para hacerse un análisis de sangre llegan a retrasarse hasta tres semanas, según el centro de salud al que pertenezca, y muchos pacientes terminan saturando las instalaciones del hospital Miguel Servet para saltarse estas demoras.

Las principales causas son la escasez del personal (el colectivo de enfermerías asegura que va a toda prisa para extraer sangre) y las restricciones de horario. Sólo se pincha desde las ocho hasta las nueve de la mañana.

Muchos de los pacientes prefieren esperar largas colas en el hospital Miguel Servet, que ya realizan una media de 600 análisis al día, para no aguardar varios días en su centro de Atención Primaria según aseguraron ayer fuentes hospitalarias.

La Jota, San José Centro y Santa Isabel son los centros que arrastran un mayor retraso y ya citan para el próximo 24 de marzo. Sin embargo, todo depende de la zona en la que se viva. Mientras en Delicias Sur, Actur norte o Las Fuentes norte se cita para una semana, otros como Valdefierro, Casablanca y Romareda-Seminario citan para el día siguiente según comprobó 20 minutos.

600 análisis al día hace de media el hospital Miguel Servet

"Faltan organización y enfermeras, que además tienen que distribuirse para extraer sangre tanto en el centro de salud como en los domicilios" subraya Marina Francés, delegada del sindicato de enfermería Satse.

El retraso en la realización de los análisis depende, además de la carga asistencial, de la agenda del propio facultativo, como es el caso del centro de salud de Torrero-La Paz, donde según el médico de cabecera asignado, la espera de una semana o la extracción de sangre se realiza sin ninguna demora.

Otros centros como el de Torre Ramona, La Almozara o Rebolería registraban ayer un retraso de dos días.  Esta saturación provoca que el hospital Miguel Servet realice cada vez más análisis. "La cola de hoy (por ayer) llegaba hasta la zona de Traumatología" asegura un trabajador del centro.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA