Que los inmigrantes no sean vistos como habitantes de paso y que, a su vez, éstos aprendan a convivir con sus vecinos. Es el principal objetivo de un proyecto piloto que acoge el distrito Norte de la capital.

La Zona Norte ha sido elegida junto a otros dos núcleos andaluces (Roquetas de Mar y Algeciras) para acoger un programa pionero que no tiene otro fin que el de facilitar la integración social en zonas deprimidas con presencia significativa de población inmigrante.

Desde luego, hay mucho trabajo por hacer. Según la secretaria de Estado para la Inmigración, Consuelo Rumí, la llegada de las familias extranjeras a estos barrios ha puesto de manifiesto que los servicios no «siempre se encuentran adaptados a la situación».

Los servicios no siempre se encuentran adaptados

Este panorama puede dar lugar, como de hecho ocurre, a «guetos o problemas en la convivencia», por lo que es necesario prevenir estos conflictos antes de que se conviertan en «irresolubles», dice Rumí.

Así pues, Cruz Roja se encargará de coordinar todas las actividades del programa que se desarrollarán a lo largo de 2009 y que cuentan con un presupuesto de 800.000 euros.

Por el momento, el colectivo ya se ha puesto en contacto con la mayoría de las asociaciones que trabajan desde hace años en la Zona Norte «para que colaboren con nosotros, al tiempo que reforzaremos sus actividades», explica el coordinador provincial de Cruz Roja, Francisco González.

El proyecto se divide en cinco áreas de intervención: actividades orientadas a inmigrantes, información de servicios y retornos, clases de español, etc.

La orientación laboral y la formación de los vecinos del distrito (41.000) es otra de las líneas troncales, así como «la parte socio educativa, con talleres de ocio para que los niños sepan gestionar su tiempo libre», añade González. Cruz Roja pretende, pasado 2009, que las acciones tengan continuidad en el tiempo.

Lejos de «estar estigmatizadas»

Las medidas del plan se desarrollarán en Almanjáyar, La Paz, Cartuja, Casería de Montijo, Parque Nueva Granada, Campo Verde Rey Badis y parte de Joaquina Eguaras.

Según la consejera de Gobernación, Clara Aguilera, «estas barriadas que se han elegido no están estigmatizadas», del mismo modo que tienen derecho a «una efectiva igualdad en el acceso de bienes y servicios». El alcalde de la capital, José Torres Hurtado, confía en que esta iniciativa sirva para solucionar los problemas de esta zona de la ciudad.