Todo sobre la anciana de Lugo: un ataúd con otro cadáver, ambulancia averiada... y un caos que acabará en los juzgados

Un trabajador sanitario totalmente protegido cierra la puerta de una ambulancia.
Un trabajador sanitario totalmente protegido cierra la puerta de una ambulancia.
Europa Press

La residencia San Bartolomeu de Xove (Lugo) recibió con incredulidad el pasado sábado la llegada de una de sus usuarias, Rogelia Blanco, de 85 años. El motivo es que la ancianahabía sido declarado muerta por error diez días antes  por coronavirus. Su familia incluso llegó a celebrar su entierro. 

Traslado a Ourense

El incidente ocurrió en el geriátrico Os Gozos de Pereiro de Aguiar (Ourense), donde Blanco fue trasladada el pasado 29 de diciembre junto a otros diez ancianos que había dado positivo por coronavirus desde la residencia de Xove. Este centro, al igual que el lucense, está gestionado por la Fundación San Rosendo y dispone de una planta para atender a usuarios de residencias diagnosticados de Covid-19.

"Error de identificación"

Entre los mayores desplazados se encontraban dos mujeres, vecinas de Xove, que tenían asignadas la misma habitación y, por "un error de identificación durante el proceso de traslado", el pasado miércoles 13 de enero se notificó el fallecimiento de una de ellas con la identidad equivocada, es decir, con la de su compañera. 

Una ambulancia averiada

El alcalde de Xove, Demetrio Salgueiro, ha concretado que el error en la identificación podría explicarse como consecuencia de un cambio en la documentación durante el traslado de las ancianas a Ourense, en el que la ambulancia sufrió "una avería" en una rueda cuando circulaba por la A-54. Como consecuencia de esta avería, ambas usuarias tuvieron que cambiar de ambulancia para completar el viaje y ahí es donde pudo producirse el cambio de documentación.

Entierro con ataúd cerrado

El entierro se celebró al día siguiente, pero los protocolos de la pandemia obligaron a que el ataúd permaneciese cerrado, por lo que la familia no pudo darse cuenta del error, según informan fuentes municipales. 

Aparece la anciana dada por muerta

Todo se descubrió cuando este pasado sábado por la mañana, día 24 de enero, cuando a la mujer a la que habían dado por muerta volvió a ser trasladada de Pereiro de Aguiar al geriátrico de Xove tras haber recibido el alta de la Covid-19.

Notificación en los juzgados

A raíz de este suceso, la Fundación San Rosendo lamenta "profundamente el desafortunado incidente" e informa de que, tras conocer el error, "procedió inmediatamente a informar a las familias" y a enviar un escrito a los juzgados de Ourense y Viveiro para advertir de los hechos e iniciar los trámites para "repararlos".

Refuerzo de las medidas de control

Esta entidad asegura que "ha reforzado las medidas de control y seguimiento de los usuarios que se trasladen de una residencia a otra", mientras que "ha incorporado una identificación más visual" cuando las personas son desplazadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento