El desorbitante precio del anillo de compromiso de Maria Sharapova

La extenista y modelo Maria Sharapova, en 2019.
La extenista y modelo Maria Sharapova, en 2019.
PA / GTRES

Maria Sharapova, desde su retirada del circuito oficial de tenis el 26 de febrero del año pasado debido a las continuas lesiones que habían lastrado sus últimas temporadas, no ha cesado de recibir amor, tanto por parte de su círculo cercano como incluso de quienes solo la admiran.

Esto es fácilmente demostrable: el pasado marzo, la exatleta de 33 años colgó en sus redes sociales su número de teléfono personal para estar más cerca de sus fans durante la cuarentena y recibió, prometiendo responder durante los siguientes días, más de dos millones de mensajes. En Instagram, para hacer balance, tiene 4,1 millones de followers.

La ganadora de cinco Grand Slams, además, también ha encontrado el amor. Desde que se conocieran en 2018, Sharapova y el multimillonario empresario de arte Alexander Gilkes han exprimido cada segundo de su noviazgo hasta que finalmente optaron por dar el paso definitivo.

La rusa y el británico se comprometieron el pasado diciembre y lo anunciaron a través de Instagram en una publicación que no solo contenía varias fotografías y vídeos sino también un mensaje de Maria: "Dije que sí desde el primer día que nos conocimos. Este era nuestro pequeño gran secreto, ¿verdad?".

Por aquel entonces, no se podía sospechar cómo era el anillo de pedida, aunque se intuía, dado el nivel adquisitivo del pretendiente, que sería algo único. Y el día 1 de enero, en la segunda publicación de 2021 de Sharapova, por fin pudo lucirlo. Y los fans se quedaron boquiabiertos.

Con su mano en el mentón y con un primer plano deslumbrante, la joya, quedaba patente, barata no había salido, por lo que comenzó la búsqueda para conocer hasta el más mínimo detalle de la piedra preciosa, del diseñador y, claro, el precio.

Ha sido el periódico Daily Mail el que se ha llevado el gato al agua y ha conseguido desentrañar todos sus misterios: se trata de un anillo hecho a medida por la diseñadora Jessica McCormack y en el que predomina un único diamante central tallado y pulido en corte esmeralda, engastado en una banda de oro rosa. Le ha costado 400.000 dólares (alrededor de 330.000 euros).

Hay que recordar que Alex Gilkes, cofundador de Squared Circles, ya estuvo casado con anterioridad con la diseñadora Misha Nonoo, gran amiga de Meghan Markle, y entre sus amistades se encuentran varias personalidades de la familia real, como los príncipes Guillermo y Harry o Eugenia de York, a cuya boda con Jack Brooksbank asistió como invitado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento