Las jeringuillas de volumen muerto bajo: cómo ayudan a que no se pierda nada de la vacuna contra la Covid-19

Una enfermera prepara una dosis de vacuna contra la Covid-19.
Una enfermera prepara una dosis de vacuna contra la Covid-19.
EFE

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) anunció el pasado 8 de enero que cada vial de Comirnaty, la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech, contiene hasta seis dosis "si se pueden utilizar con un material adecuado", destaca el comunicado emitido por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). 

Según la última actualización de la información técnica de Comirnaty, la primera vacuna en ser autorizada en la Unión Europea para su comercialización, un vial de 0,45 ml contiene seis dosis de 0,3 ml después de la dilución. Cada dosis, por su parte, contiene 30 microgramos de la vacuna de ARN mensajero contra la Covid-19.

Sin embargo, para extraer seis dosis de un solo vial y no cinco, como se indicó al comienzo de su distribución en Europa, se necesita emplear una herramienta concreta: jeringuillas o agujas de bajo volumen muerto

De lo contrario, se puede desperdiciar un alto porcentaje de dosis en cada extracción. Por ello, algunas comunidades han realizado compras de jeringuillas adecuadas para obtener la sexta dosis de los viales, como es el caso de Andalucía y de la Comunidad de Madrid. 

¿Cuáles son las jeringuillas adecuadas?

El volumen muerto hace referencia al espacio entre el agua y el émbolo de la jeringa o aguja cuando el pistón está introducido. Por ello, desde la EMA aseguran que para extraer esa dosis extra deben utilizarse jeringuillas que "no dejen un volumen muerto significativo". 

Para ello, la "combinación del volumen muerto de la jeringa y la aguja debe ser inferior a 35 microlitros", ya que si se utilizan jeringuillas estándar es posible "que no haya suficiente cantidad para extraer una sexta dosis". 

Todos los viales de los fármacos vienen con un "sobrellenado" porque una parte de la dosis puede perderse en estos espacios muertos. Por eso se recomienda que no supere los 35 microlitros, ya que cuanto menor sea dicho espacio, menos dosis se desperdicia. En este sentido, las adecuadas son las jeringuillas de un mililitro con un émbolo de punta alargada que estén graduadas a 0,1 ml.

En el caso de que la cantidad que quede en el vial tras la quinta dosis no permita proporcionar una dosis extra completa de 0,3 ml, el profesional sanitario tendrá que "desechar el vial y el contenido sobrante". Además, no deben combinarse varios viales para obtener una dosis completa. "Cualquier vacuna que no se haya utilizado seis horas después de la dilución, debe sesecharse", añaden desde la AEMPS. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento