La UE no cierra fronteras ante la tercera ola del virus, pero acuerda aislar las zonas de mayor incidencia

  • La cumbre del Consejo Europeo acaba sin grandes avances pero "con mucha preocupación".
Ursula von der Leyen y Charles Michel, en rueda de prensa.
Ursula von der Leyen y Charles Michel, en rueda de prensa.
EUROPA PRESS
Ursula von der Leyen y Charles Michel, en rueda de prensa.
EP / AGENCIA ATLAS

Hay mucha preocupación ante la tercera ola del coronavirus. Esa es la principal conclusión que se puede sacar de la cumbre del Consejo Europeo celebrada este jueves, en pleno incremento de casos en toda la UE. Pero la decisión no ha sido cerrar fronteras, sino un pacto para "aislar" las regiones o zonas más afectadas y de esa manera controlar la transmisión. Además, los líderes de los 27 seguirán discutiendo en los próximos días cómo restringir aún más los viajes considerados "no esenciales".

"Se tomarán más medidas en función de cómo se desarrolle la incidencia del virus", aclaran fuentes consultadas por 20minutos. Asimismo, otro de los acuerdos ha estado en el reconocimiento mutuo de los test y en el refuerzo de los test de antígenos, que son más rápidos que las pruebas PCR. De hecho, en este sentido, Francia ya ha anunciado que exigirá una PCR negativa para los viajeros que lleguen al país.

Según comentó el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, tras dirigir desde Bruselas las casi cuatro horas de reunión telemática, los mandatarios están "totalmente convencidos de que se deben garantizar las fronteras abiertas", pero siendo conscientes de que al mismo tiempo se deben poder tomar medidas para hacer más difíciles los viajes que no sean imprescindibles.

Para ello, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha propuesto a los Veintisiete "redefinir" las zonas de riesgo epidemiológico para crear una nueva categoría en los mapas que señale en "rojo oscuro" las áreas en las que el riesgo de contagio o de propagación de nuevas cepas sea "muy alto".

Otro de los temas que se abordaron fue el pasaporte de vacunación. De momento, se irá hacia delante con ello, pero como documento meramente informativo y sin que sea exigible para viajar, como planteaba en un primer momento el Gobierno griego. Además, los líderes reconocen que hay muchos elementos que pulir desde el punto de vista legal.

Acelerar la vacunación

Los líderes también han enfatizado la necesidad "esencial" de acelerar las campañas de vacunación ante una situación que preocupa cada vez más a los dirigentes del bloque. A este respecto, Michel ha subrayado que las compañías con las que la UE ha firmado acuerdos para la compra de sus vacunas deben "respetar" sus compromisos de entrega de dosis.

"Las empresas deben cumplir escrupulosamente con los contratos", ha exigido el primer ministro de Portugal y presidente de turno de la UE este semestre, António Costa, quien ha dicho que no se debe repetir la situación de la última semana, en la que Pfizer ha ralentizado las entregas de su vacuna.

Por su parte, Von der Leyen ha remarcado que la Comisión está trabajando "de la mano" con los grupos farmacéuticos y con la Agencia Europea del Medicamento (EMA), al tiempo que ha garantizado que Bruselas está "determinada" a dar "más predictibilidad y estabilidad" al proceso de entrega de dosis. "Están previstas más vacunas pronto", ha dicho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento