El temporal de nieve y viento que azota a la península dará una tregua en el fin de semana. El mal tiempo comienza a remitir y este sábado sólo afectará a las comunidades autónomas del noreste peninsular: Navarra, Aragón, Cataluña y Baleares.

El
viento superará los cien kilómetros por hora en Cataluña, mientras que en Baleares el temporal dejará fuerte oleaje y vientos del norte de fuerza ocho, según la Dirección General de Protección Civil .

Por su parte, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha reducido la alerta naranja (riesgo importante) por viento a las provincias de Navarra, La Rioja, Zaragoza, Teruel, Huesca, Tarragona, Castellón, Girona, Menorca y la ciudad autónoma de Melilla (estas tres últimas también por vientos costeros). Por otra parte, en alerta amarilla (riesgo bajo) por nieve se encuentran Navarra, Huesca, Burgos y Palencia.

El viento y la nieve irán remitiendo progresivamente. Durante este sábado se prevén cielos poco nubosos en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid y Murcia, donde habrá vientos del noroeste moderados, con temperaturas en ligero ascenso en todas ellas. En el resto de regiones se mantendrán estables y soplarán vientos moderados, que podrían ser fuertes al norte de España, donde la cota de nieve estará en torno a los 1000-1200 metros y existe riesgo de precipitaciones.

El viento causa múltiples incidentes

La nieve ha dificultado el tráfico en toda España, aunque en la tarde de este viernes sólo permanecían cerrados nueve puertos de montaña de León, Burgos, La Rioja, Navarra, Soria y Huesca, todos ellos de la red secundaria, y el de Somport (N-330) de la red principal, en su vertiente francesa. La Dirección General de Tráfico (DGT) recomendaba además usar cadenas en otra decena de puertos, todos ellos de la red secundaria.

Los principales incidentes registrados se han debido al fuerte viento, que ha obligado a suspender la jornada inaugural de la primera eliminatoria de la Copa Davis de tenis, que debía disputarse entre España y Serbia en Benidorm. Baleares ha sido una de las comunidades más afectadas por el viento, que ha causado el hundimiento de un barco en el puerto de Sant Antoni de Portmany, en Ibiza. Por la mañana se cerró el puerto de Mahón, en Menorca.

En Melilla, ya ha comenzado a restablecerse el tráfico marítimo con Málaga y Almería, tras casi dos días de suspensión como consecuencia de los fuertes vientos y del oleaje. En esta ciudad autónoma, el viento ha provocado importantes desperfectos, al igual que en Ceuta, donde se han registrado desprendimientos de árboles y vallas.

La nieve no ha causado grandes problemas, aunque en Palencia alrededor de un millar de vecinos de treinta pequeñas localidades se encuentran aislados por carretera. En Madrid, los bomberos del Ayuntamiento y técnicos municipales han retirado el panel publicitario de grandes dimensiones ubicado en una azotea de avenida de América que se desprendió parcialmente el miércoles debido al fuerte viento.